Escuchar este artículo

En Cúcuta: Cimarrón, una banda con sonidos del Orinoco

Miércoles, 6 de Octubre de 2021
Véalos hoy en el Parque Santander.

Cimarrón es considerada por la revista Forbes como “la banda que lleva la música del Orinoco a todo el mundo”.

Esta banda dos veces nominada a los Grammy es una mezcla de sus raíces indígenas y africanas, con un canto étnico crudo y profundo, y virtuosismo instrumental de cuerdas y percusiones.

Inició  en el 2000 junto con el arpista Carlos Cuco Rojas,  compañero de vida de Ana Veydó,  “con el propósito de internacionalizar no solo el joropo sino todas las expresiones de la Orinoquía”.

Lea aquí: Los dichos de 'Poncho' Zuleta

La banda, conformada por músicos muy jóvenes que vienen de Arauca, Meta, Guaviare, Casanare y Boyacá, tiene prevista presentarse hoy miércoles a partir de las 7:00 de la noche en el Parque Santander, en el marco de la conmemoración del Bicentenario de la Constitución de 1821.

Será  un espectáculo de canto, danza y virtuosismo instrumental que durará alrededor de 40 minutos. Y pondrán en escena “piezas instrumentales que parten de golpes tradicionales, pero que hemos convertido en piezas de gran sofisticación desde su propia raíz, como ‘Parranda quitapesares’ y ‘Cimarroneado’, ‘Orinoco Suite’, y una versión muy especial de Caballo Viejo. Aclamada por la revista Billboard como “el regreso del Bamboleo a sus verdaderos orígenes”, explicó  Ana Veydó, cantante y directora de Cimarrón.

Han ganado ovaciones en 38 países de los cinco continentes, en los principales festivales de músicas del mundo.

Su enérgico joropo incluye arpa, cuatro, tiple y bandola, maracas, cajón afroperuano, surdo brasilero, tambora afrocolombiana, una antigua ocarina indígena del Orinoco y todo el poder del zapateo que resuena en las fiestas campesinas de los Llanos de Colombia y Venezuela.

Puede leer: Concierto por la conmemoración del Bicentenario

En el Parque Santander de Cúcuta se podrán apreciar a los zapateadores solistas con un arte inspirado en pictogramas indígenas de la Orinoquía. “Es un trabajo de maquillaje corporal nuestro, que hemos desarrollado pensando en visibilizar en el escenario la herencia indígena que por años ha sido negada en el joropo”.

El término Cimarrón se remonta a la época de la esclavitud.

En la región se le llama Cimarrón a un toro domesticado que se hace salvaje. “Nosotros somos cimarrones, esos rebeldes que no se dejan domesticar”, pero crean música con sonidos auténticos del Orinoco.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas