Escuchar este artículo

Inna Madriz, la venezolana que cambió de ritmo para quedarse en Cúcuta

Jueves, 27 de Mayo de 2021
‘El Desquite’ y ‘¿Quién es usted?’, algunas de sus canciones inéditas.

Cuando sube al escenario con su sombrero y sus botas, inmediatamente Inna Esmeralda Madriz Polanco irradia ritmo y con su potente voz, la música se expande como una ola, dejando a sus espectadores encantados.

Desde que tenía cinco años ya le demostraba a su familia que también iba a ser artista musical como ellos. Entonaba las canciones de Venezuela, su país natal, pero la ranchera también estuvo presente -la música de Rocío Durcal y Vicente Fernández- por lo que desde siempre su inclinación fue por este género musical.

Inna nació en Punto Fijo, estado Falcón (Venezuela), pero desde hace cinco años, está viviendo en Cúcuta, a donde llegó  hace dos años, por una propuesta laboral de Producciones Vargas Music, que necesitaba una cantante y se quedó. Ahora, se está abriendo espacio en el mundo musical en Norte de Santander.

“Estando en Puerto La Cruz me contactaron, diciéndome que necesitaban una cantante, casualmente se acercaban las Ferias de Cúcuta y acepté. En ese momento cantaba el género tropical, salsa, merengue, música de los Billos y Melódicos”, recordó la artista.

Luego se le presentaron varias oportunidades laborales en  ‘La Perla del Norte’, por lo que decidió radicarse definitivamente. Recalca que entró a Colombia de forma legal y ya tiene residencia.

“Empecé a darme a conocer, a tocar puertas, a cantar en restaurantes nocturnos. Recuerdo que al principio el gremio musical me decía mucho ‘La veneca’, pero luego de conocerme me empezaron a llamar por mi nombre”, aseguró Inna Madriz.

La cantante, de 35 años, también trajo a la memoria que el restaurante La Tertulia le abrió las puertas recién llegó a la ciudad, pero cuando el dueño le dijo que lo que cantaban en su negocio eran rancheras, ella decidió aventurarse a ese género musical y luego  se lanzó con la música popular y fue el inicio de una nueva aventura sonora.

“Hace unos años atrás, la música popular colombiana no se escuchaba en Venezuela, eso era nulo, nunca escuché ese género en mi país, solo vallenatos, pero esto vino a tener auge desde hace unos tres años para acá y es donde empiezo a escuchar a Paola Jara, Jessi Uribe, Francy”, dijo Madriz, quien quedó enamorada de este género musical y ahora es su preferido en su repertorio.

‘Inna, La Revelación’ como es conocida, asegura que canta música popular con mucho compromiso, pues sabe de las exigencias que se requiere y está feliz porque le ha ido muy bien cantando este género, logrando ganarse el cariño de muchos cucuteños.

También tiene dos canciones inéditas: ‘El Desquite’ y ‘¿Quién es usted?’, que promociona en sus redes sociales y para este año, tiene previsto grabar otro tema de su autoría.

Vida familiar

Cantar es su pasión, pero esto no ha sido un obstáculo para que cumpla su rol como mamá y esposa. Tiene una niña de 12 años que le sigue sus pasos, le gusta cantar y quiere ser conocida por su talento, pues hizo la audición para la Voz Kids y hace un mes y medio se convirtió en madre por segunda vez, de un niño. 

“La semana pasada retomé mis actividades musicales, estoy nuevamente en las tarimas. No es fácil ser mamá, esposa y trabajar, pero como toda mujer que tiene fortaleza, es guerrera, luchadora, se organiza, todo es mejor. El hecho de ser madres no quiere decir que no seamos trabajadoras, emprendedoras, de que no nos cuidemos físicamente”, señaló la cantante.

Agregó: “en Cúcuta estamos solos, cuando mi esposo trabaja, me quedo con los niños y cuando yo salgo a cantar, él cuida de ellos”.La venezolana en su tiempo libre lo dedica a hace deporte, porque le gusta ejercitarse y mantener su cuerpo regio.

Image
Geraldine García