Escuchar este artículo

Laura, la española que vendía empanadas en Sudamérica con el corazón roto, podrá regresar a casa

Martes, 3 de Agosto de 2021
La historia de esta joven, oriunda de Madrid, se hizo viral por su dolorosa historia de traición y su fuerza de superación.

Hace unos días, se hizo viral en redes sociales el testimonio de Laura, una joven española que vende empanadas en las calles de Portoviejo, Ecuador, pero ha sido el motivo por el que lo hace lo que ha tocado el corazón de muchos sudamericanos.

“Vine aquí por amor. Mi novio vivía aquí con su familia, yo vine de España para estar con él, me compró el vuelo, pero me di cuenta de que me estaba engañando el tiempo que vivimos separados”, relató con lágrimas en los ojos.

Su familia en Madrid no conocía su paradero y, según las palabras de Laura, tampoco se podían enterar de que ella estaba en las calles de Ecuador.

Pero Laura no permitió que la situación la hundiera. La joven rubia de ojos soñadores y contextura delgada respiró hondo y buscó la manera de reunir el dinero para regresar a su país.

Desde entonces, día a día Laura recorrió las calles de Portoviejo desde las 3:00 a 5:00 de la tarde, con una canasta colgada en su brazo, en la que ofrecía empanadas españolas de pollo y queso, tres por tan solo un dólar.

Tras hacerse viral el video anterior, los días siguientes muchas personas llegaron a comprar las empandas españolas que conquistaron a los habitantes de Portoviejo, hasta que una noticia sorprendió a Laura.

Una creadora de contenido, Anthonela Tricerri, por medio de amigos y familiares, ayudó a que la joven pudiera volar de regreso a su ciudad natal.

Hoy por hoy, Laura es un ejemplo de valentía y superación para muchos jóvenes, y un testimonio vivo de que las situaciones difíciles no son el fin de la vida.

Le puede interesar: las cucuteñas que trabajan a lo 'mero, mero'.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Ronaldo Medina
Ronaldo Medina