Escuchar este artículo

¿Se puede aprender a cocinar viendo un reality?

Lunes, 30 de Agosto de 2021
¿Qué puede enseñar una competencia culinaria a un cocinero o los televidentes?

Master Chef Celebrity se consolidó como el programa más visto de la televisión colombiana los fines de semana.

De paso, el reality de cocina es el espacio más visto de RCN, incluso por encima de las telenovelas que emite en semana.

El pasado domingo 29 de agosto marcó 10,97 puntos de rating (cada punto representa 280.000 televidentes), mientras que el segundo lugar fue para Noticias Caracol, con 7.60 de audiencia.

Es el pico más alto de audiencia que ha tenido el reality en este 2021, confirman desde RCN.

El sábado 28 también fue el más visto, con un registro de 8.89, mientras que su competidor Sábados Felices (Caracol), que históricamente era el programa con más audiencia los fines de semana, solo registró 4,05.

De lunes a viernes el espacio con más televidentes es La Voz Kids (Caracol), con un promedio de 11 puntos de rating.

 

¿Sirven?

A la pregunta: ¿Qué puede enseñar o aportar un reality de cocina en el aprendizaje de un cocinero o de las personas del común?, el chef Federico Trujillo opina que este tipo de formatos son una motivación para que la gente se acerque al mundo de la gastronomía y a la vida de un chef.

“Los ‘realitys’ no son más que un producto comercial, un drama montado muy alejado de la realidad, aunque sí da un acercamiento del estrés de vive un cocinero por la presión de una preparación”, dice Trujillo y recalca que la vida de un cocinero es bastante lejana a la que se ve en esos programas de TV, aunque destaca que estos formatos permiten conocer otras experiencias y culturas que dan los viajes, el estudio y el manejo de los tiempos de cocción, que ayudan a comprender el mundo gastronómico “que es lo que necesita un aspirante a ser cocinero”.

En ese sentido, Juan Pablo Tettay, periodista gastronómico y editor de la Revista La Barra, considera que un programa como Master Chef permite visibilizar la cocina como tal. “La edición australiana, por ejemplo, se dedica al desarrollo de las técnicas y en varios capítulos a la semana dan clases de cocina, donde no solo aprenden los concursantes, sino los televidentes”.

Acerca del formato colombiano, del que hizo parte, Tettay relata que se enfoca más en la competencia y es muy parecido al de Estados Unidos “donde no hay espacio ideal para enseñar técnicas, aunque hay visibilidad para muchos ingredientes poco comunes, en ese sentido es importante”.

Duda que las personas puedan aprender a cocinar viendo un reality tipo Master Chef.

El crítico gastronómico Lorenzo Villegas es mucho más severo en sus conceptos frente a esta propuestas de televisión.

En el artículo Los show foods sí sirven, señala que: “Sirven para que los estudiantes de cocina observen cómo no deben comportarse en la cocina, que la patanería no es bienvenida y que menospreciar al compañero porque hace mejor las cosas que yo, no es la manera como se logra un buen ambiente laboral”.

En su concepto, los “realitys” de cocina generan que “la comida se vuelva número artístico, el foodie logra más seguidores y el influencer más contratos”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
Colprensa
Colprensa

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda