Escuchar este artículo

Zoe Mantilla, la niña cucuteña que hace magia en el piano

Lunes, 3 de Enero de 2022
Los dones musicales de una jovencísima música, la disciplina impartida por sus padres y el amor de la instrucción de sus maestros dio como resultado un notable triunfo dentro de un concurso nacional de piano.

Sus manitas se elevan desde sus piernas y descienden con mística y sigilo sobre las teclas. Acto seguido, sus deditos empiezan a bailar sobre el piano. Despega la magia de la melodía. Con las primeras notas de Michín, un pasillo tradicional de José Antonio Morales, su piecito derecho empieza a pulsar el pedal de su instrumento. Conforme avanza en su concentración, crece su fuerza al ritmo de los compases. 


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Hay serenidad en su rostro, mientras sus pequeños brazos y hombros delatan el compromiso corporal que implica armonizar su mente, alma y espíritu.   

Es Zoe Mantilla Mendoza, una niña cucuteña de 10 años que ganó el tercer lugar del Concurso Nacional Piannisimo. Un talento innato convertido en un sueño sembrado en familia y cultivado en el semillero Increscendo: esa es la fórmula que hoy empieza a dar sus primeros frutos.   

Tras casi cinco meses de preparación, la joven artista participó en este espacio de formación que busca crear cultura en torno al piano. El premio llegó con la ejecución de cinco piezas clásicas que sobrepasaron en conjunto los siete minutos del video con el que postuló su participación en la competencia nacional.  

Pero Zoe Mantilla no solo ejecuta el piano, sino también la flauta, el ukelele, el xilófono y las campanas tubulares. De los pianos le gusta, “que son grandes, que son muchas teclas y puede uno tocar lo que quiera”.


Lea también: "La llamaré natilla", la respuesta de Claudia Bahamón sobre un posible embarazo

Con todos esos saberes, ya desde los tres años perfila su talento como una promesa de la música nortesantandereana. Hoy dice: “Me llena de felicidad poder tocar el piano y estar participando en concursos y de grande, poder dar conciertos”.  

 

Descubriendo aptitudes

Juan Carlos Mantilla es el padre de Zoe, de allí proviene su vena artística, más empírica que profesional. “Una vez mi papá sacó un piano pequeño, no sé de dónde. Yo le pedí que me lo regalara, quería intentar enseñarle algo a la niña”, cuenta él. La primera pieza aprendida fue el clásico infantil Los Pollitos. 

Zoe estudia música desde sus tres primeros años de edad. Sus padres la inscribieron en clases de iniciación musical, un proceso de sensibilización con el arte que atraviesa los sentidos físicos.

De esta forma, el aprendizaje de los ritmos, compases y sonidos fueron parte de los primeros estímulos que la niña recibió bajo la instrucción de la profesora María José Fajardo, quien empezó a enseñar a su discípula Zoe moviendo rítmicamente “los dos deditos, con colores”, recuerda.


Lea aquí: Santiago Arias y su esposa esperan bebé

Agrega que la capacidad de asombro de la infanta se conjuga con sus emociones, “siempre anda investigando, y como tiene las cualidades, su oído la lleva a buscar las formas y patrones con los cuales sigue el instrumento”.
  
 

Construyendo a la artista

“Nosotros realmente estamos muy alegres, muy orgullosos, de Zoe y su familia, de sus profesores. Es la primera muestra de que lo que se siembra, da fruto, lo que se siembra con amor. Increscendo y su historia precedente ha guardado en sus memorias todo ese caminar de Zoe, son siete años sembrando en ella”, cuenta su primera formadora.  

Ha sido un proceso de investigar, conocerla y que su papá ha acompañado con amor, con disciplina, con paciencia. Eso hay que dejarlo totalmente claro, que Juan Carlos ha sido la base, porque él hasta hace nada, se sentaba a estudiar con ella”, narra la profesora Fajardo, quien también es música venezolana y directora del semillero musical Increscendo, donde se ha formado la niña.


Le puede interesar: 2021, el año que le abrió las puertas al cine

Además, aclara que “puede tener talento el niño, puede tener los profesores, pero si no hay un apoyo y una compañía muy amorosa, muy conciente, de parte del hogar, pues puede ser que la cuestión no resulte de la mejor manera. Si cualquiera de las tres falla, no va a ser lo mismo”. De hecho, el vestido que portó la niña durante su recital fue diseñado por la misma mamá de Zoe.

En el caso de Zoe Mantilla, han influido de manera determinante dos componentes de formación trascendentales: su familia y sus profesores de música. Esta ha sido la fórmula de la tríada ganadora.  

“Una de las particularidades de Zoe es que tiene un carácter muy fuerte. Pero a pesar de ser una niña, puede aguantar una hora de full trabajo y nada de descanso. Esa es una de sus fortalezas: su madurez musical, ella lo que quiere es tocar su piano”, profundiza la profesora Elisabella Chacón, su maestra durante los últimos tres años y quien ha perfeccionado su técnica frente al piano, también dentro del semillero musical.    

 

El concurso

Chacón junto a su maestra, Liliana Fleites, fueron las encargadas de coordinar, practicar y pulir todo el repertorio del recital que le permitió a Zoe alcanzar el galardón. La cadena de correcciones era triple, “de maestra a maestra y a alumna”, explica el papá de Zoe, quien siente el proceso como el diseño de una estrategia ganadora. 

 

Lea además: Polémica: J Balvin recibió premio 'Afrolatino'

“Siempre cuidamos la mentalidad de la niña, que ella no fuese a tener ningún choque emocional con lo que obtuviese en esa participación, sea que ganara o no ganara”, agrega Juan Carlos.  

 

 
El don más la formación

Zoe es muy dulce y sonriente, y aunque es de pocas palabras se atrevió a confesar: “La verdad fue muy duro porque todos los días había que practicar y en el colegio me tocaba apenas me paraba del computador, estudiar, porque necesitaba hacer casi todo perfecto”. Practicaba diariamente entre tres y cuatro horas, pero “valió la pena”, asegura Zoe.


Lea aquí: Laura Tobón presentó por primera vez a su bebé

“Yo sé que Dios nos da muchas cosas a todos desde que nacemos y algunos las descubrimos en diferentes etapas de la vida, pero yo estoy seguro de que también el talento se puede formar con amor, porque todo se crea con esa fuerza maravillosa”, asegura el padre orgulloso. 

Y refiriéndose al acompañamiento fundamental de los maestros, apunta que “ese amor se ha vuelto un pensamiento conjunto que está formando a la Zoe que queremos y esa idea se materializa en ella, esa fuerza viva facilita sus dones y hace que todo fluya”.

La exigencia de alto nivel de cada uno de sus formadores ha sido fundamental, tal como le expresa la maestra Chacón: “Cada pieza tiene un alma y no es que tú la tocas y como suene, eso no es así profesionalmente. Entonces, ella desde que empieza, tiene que respirar y crear ese ambiente musical que el compositor le dio a la obra o crear los colores que se supone tiene la obra o los objetivos de las diferentes obras”.

 

Zoe y su inteligencia musical

Para Dayana Correa, psicóloga clínica con amplia experiencia en niños, casos como el de Zoe son una lección valiosa porque demuestran la importancia de hacer evolucionar el talento a través de la práctica constante. “Mientras más se va desarrollando una actividad, genera mayor placer y mayor anclaje, es decir el conocimiento previo con la información nueva se conecta y el enriquecimiento es mucho mayor”.


Lea además: El actor colombiano que brilla en Hollywood

Además, destaca la importancia de estimular las inteligencias múltiples. En la historia de Zoe, aplica el valor de la inteligencia musical, “que es como si yo pudiera derivar en aprendizaje o entender la vida en asociación con ritmos, percusión corporal, con esos elementos con los que a los niños les es más fácil aprender”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
ZOE MANTILLA: LA CUCUTEÑA DE 10 AÑOS QUE HACE MAGIA EN EL PIANO
Image
Paola Rodríguez
Paola Rodríguez

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas

Contenido Patrocinado