Escuchar este artículo

Maestros no quieren que niños de Gramalote pierdan clases

Viernes, 7 de Enero de 2011
Los 77 maestros que trabajaban en Gramalote radicaron el jueves un documento ante la Gobernación de Norte de Santander, en donde plantean posibles soluciones al incierto futuro de los estudiantes del desaparecido municipio.
Los 77 maestros que trabajaban en Gramalote radicaron el jueves un documento ante la Gobernación de Norte de Santander, en donde plantean posibles soluciones al incierto futuro de los estudiantes del desaparecido municipio. Los 77 maestros que trabajaban en Gramalote radicaron ayer un documento ante la Gobernación de Norte de Santander, en donde plantean posibles soluciones al incierto futuro de los estudiantes del desaparecido municipio.

Desde el miércoles los docentes se reunieron en las instalaciones Asociación Sindical de Institutores de Norte de Santander (Asinort) para elaborar la propuesta que va encaminada a conseguir lugares adecuados para dar clases.

El jueves, en compañía del Alcalde de Gramalote, Rafael Ángel Celis Rincón, entregaron el documento que espera se aborde hoy en las mesas de trabajo convocadas por el  gobernador William Villamizar Laguado.

Las propuestas

En el documento se plantea la posibilidad de emplear espacios como los colegios Comfaoriente, el Municipal, La Esap, el antiguo edificio del Seguro Social, la Cárcel de Mujeres o el actual colegio de Canapronort, para los 670 estudiantes del colegio Colegio Corazón de Jesús de Gramalote.

También solicitaron el compromiso de las entidades gubernamentales para otorgar un subsidio de transporte y flexibilizar el calendario académico del 2011, según lo estipula el Decreto Ministerial 4827, para mitigar el impacto de la ola invernal en el tema educativo.

También se apunta a crear concienciar a los estudiantes para que asistan a clase hasta que se logre la construcción total del municipio.

Piden que se tenga en cuenta a las subdirectivas de Asinort y Sintrenal de Gramalote cuando se determinen las posibles acciones de reconstrucción del municipio.

Los maestros insistieron en que parte fundamental en la reconstrucción, es lograr que los niños y niñas de la población mantengan su ritmo de estudio, sus profesores y el pénsum académico.