Escuchar este artículo

Llegó diciembre, un mes infeliz para su mascota

Sabía usted que el sistema auditivo de los caninos y felinos es siete veces más sensible que el de los humanos.

Faltan tres días para diciembre y con el último mes del año llegan las fiestas, el ruido en exceso y la pólvora que algunos usan para festejar.


Lea: ¿Su mascota le tiene miedo a la pólvora y a los ruidos?


Y si a usted el sonido de la pólvora le parece fuerte imagine lo que siente un perro o un gato: el sistema auditivo de ambos es siete veces más sensible que el de los humanos, es decir, multiplique ese sonido por siete para que entienda lo que siente su mascota cuando explota, por ejemplo, una papeleta.

“Se evidencia un aumento del ritmo cardiaco, la salivación, la respiración, hay en general bastante desorientación. Van a estar, tanto perros y gatos, nerviosos y asustados”, explica el zootecnista, magister en etología Andrés Mauricio Valencia Hincapié, adiestrador canino.

Lo primero que debe analizar es el nivel de temor de su mascota ante los ruidos fuertes y eso con las tormentas que han pasado en estos días, puede ser fácil saberlo. 

 

Llegó diciembre, un mes infeliz para su mascota./Foto: Colprensa

 

Si quizás no lo sabe puede ensayar con sonidos en el televisor de alguna película que tenga explosiones o algún video en el que se oigan truenos para identificar esa primera reacción.


También: ¿Quién se queda con la mascota ante un divorcio?


María Soledad Solórzano, etóloga felina, explica que los gatos usualmente son muy nerviosos, “no les gustan los cambios bruscos, los sonidos fuertes y reaccionan en alerta, ellos viven en modo supervivencia”. Tanto perros y gatos se esconden o lloran ante estos ruidos.

Si ya sabe cómo reacciona su mascota y es notorio que tiene miedo, es muy importante que desde ya pueda prepararse para la temporada que se avecina, “en algunos casos se usan medicamentos homeopáticos que necesitan tiempo y repetición, hay que programarse y reforzar la dosis en días que uno sabe serán más duros como la alborada o el día de las velitas o los días de fiesta como el 24 y el 31 de diciembre”, dice Solórzano.

 
Los siguientes son algunos consejos:

 

- No refuerce el miedo de los cachorros

“Lo que uno refuerza tiende a ser aprendido y lo que ignora tiende a ser olvidado”, dice el etólogo Valencia, quien explica que todos los cachorros entre 2 y 5 meses, en promedio, están en una etapa en la que si manifiestan miedo ante los ruidos no se pueden consentir ni tratar de calmar porque el efecto será contrario (se afianzará el miedo). 


Entérese: En Halloween proteja a gatos, perros y otros animales negros


Más bien observe su reacción (sin ni siquiera hablarle) y verá que entre 30 segundos y un minuto ya van a estar tranquilos. Si esto no pasa entonces sí hay un problema con los ruidos que hay que tratar.

 

Llegó diciembre, un mes infeliz para su mascota./Foto: Colprensa

 


-Aísle el espacio de los gatos

Si tiene claro que a su gato le afectan los ruidos lo mejor es aislar su espacio. “Eso significa poner música clásica en el TV o en un reproductor o si se puede por YouTube que suene música para relajar gatos con un volumen que pueda contrastar con el sonido exterior”, pero además, recomienda la etóloga, cerrar las ventanas y balcones para que el gato quede en un ambiente más controlado en cuanto al sonido.


- Use esencias florales

Mucho cuidado con usar productos como sedantes que dejen a perros y gatos como en letargo. La recomendación de ambos especialistas es usar esencias florales para animales y feromonas, pero no medique a su mascota sin saber.


Conozca: Óscar, el gato que logró predecir la muerte de más de 100 personas


“Se debe preguntar al veterinario qué tipo de esencia es la más adecuada y cuál es la dosificación (usualmente se echan gotas al agua) de acuerdo al peso, la raza y la edad”, dice Valencia, y Solórzano añade que es ideal empezar desde ya porque son productos que no tienen un efecto inmediato sino a largo plazo.


- Juegue desde ya con ruidos

Si ya sabe que su mascota reacciona con miedo ante los ruidos fuertes empiece a hacer ejercicios. 

Por ejemplo, juegue con ellos (máximo 5 minutos) en medio de una tormenta o expóngalos a sonidos fuertes desde su reproductor y entréguele un juguete interactivo, de esos a los que les puede meter comida y con algo que usted sepa que le gusta demasiado.

“Es un ejercicio para trabajar el olfato, pero también se desarrolla lo cognitivo y se genera calma”.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Domingo, 27 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión