Formulario de búsqueda

-
Viernes, 24 Marzo 2017 - 6:23pm

Fraternidad con el Ferrocarril del Táchira

Tanto en el Táchira como en Cúcuta, se promovió la creación del más moderno medio de trasporte de la época.

Cuando los lazos de amistad entre los dos países bolivarianos eran sinceros, por los años treinta del siglo XX, no había actividad comercial o social que no se compartiera en beneficio de ambas naciones. Desde comienzos de la conquista, uno de los caminos expeditos hacia el interior del continente fue la ruta del Lago de Maracaibo, incluso desde antes de las incursiones por el río Grande de la Magdalena. Por esta razón, se estableció que la recién establecida población de  San José de Guasimal sirviera de cruce de caminos entre la Nueva Granada y la Capitanía General de Venezuela, pues su posición geográfica establecía un punto equidistante entre sus capitales y su cercanía a las aguas del Lago, le permitía facilidades de trasporte tanto a las personas como a las mercancías que entraban y salían del continente. Con el paso del tiempo y el advenimiento del progreso, los empresarios de ambos lados de la frontera fueron diseñando fórmulas que les permitiera un uso más racional de esta ventaja y por ello, tanto en el Táchira como en Cúcuta, se promovió la creación del más moderno medio de trasporte de la época, el ferrocarril.

En 1888 se dio al servicio el Ferrocarril de Cúcuta en el trayecto de nuestro interés, Cúcuta-Puerto Villamizar y desde allí, por vía fluvial hasta el puerto de Encontrados en el estado Zulia venezolano, para continuar por las aguas del lago hasta la población de Maracaibo. Entre tanto, del lado venezolano, se trabajaba en el mismo sentido, buscando la forma de construir una línea férrea que conectara el puerto del sur del lago con el estado Táchira. En ambos casos se contrataron ingenieros franceses para el diseño y la construcción de ambos ferrocarriles y fue en 1895 cuando se inició la operación del Ferrocarril del Táchira, desde Encontrados hasta la población de La Fría en el Táchira.

Ambas regiones se beneficiaron con estas obras porque las exportaciones tuvieron una ruta que facilitaba su salida de manera pronta y económica, especialmente por el café, el mayor renglón de exportación de esa región venezolana, antes del descubrimiento del petróleo. 

Los viajes  entre Cúcuta y Maracaibo, sede de la mayoría de las grandes empresas de comercio, constituían una aventura en dos etapas; la primera en las chalupas y bergantines que navegaban, primero por el lago y luego por el río Catatumbo hasta Puerto Villamizar y finalmente, en tren hasta la estación Cúcuta, viaje que tenía una duración de unos tres días cuando no se presentaban inconvenientes ni problemas en el trayecto. 

En 1926, con motivo de la celebración de un aniversario más del natalicio del Libertador, se formalizó el empalme de las dos líneas férreas en Puerto Santander, de manera que los 160 kilómetros que separaban a Cúcuta del puerto de Encontrados ahora se haría en sólo ocho horas. Como la mayor duración del viaje continuaba siendo el trayecto entre Maracaibo y el puerto de Encontrados, la compañía del Gran Ferrocarril del Táchira buscó la manera de hacer más agradable esta travesía, así que después de algunas propuestas presentadas a su Junta Directiva, se optó por contratar la construcción de un moderno barco a vapor que reemplazara las anticuadas embarcaciones a vela para que transportara, con todas sus comodidades y modernos dispositivos y que hiciera más rápido y placentero el itinerario para todos los pasajeros que se dirigían, tanto a  San Cristóbal como a Cúcuta.

El viernes 8 de abril de 1937 fue el viaje inaugural del lujoso y moderno vapor Los Andes, construido en su casi totalidad entre Maracaibo y el puerto de Encontrados. Esta embarcación, de propiedad de la compañía del Gran Ferrocarril del Táchira, fue una propuesta planteada por su gerente, el ingeniero francés Benoit Roncajolo, quien buscaba mayor eficacia y seguridad en el trasporte de pasajeros y mercaderías; objetivo que esperaba lograr toda vez que la velocidad de desplazamiento que tenía el barco era de diez millas náuticas por hora, que le restaba buena parte del tiempo a la navegación por el lago. En la noche de ese mismo día fue recibido con todos los honores y en su puerto de destino, en el sur del lago, se prepararon los festejos propios de un estreno digno de una de las más rutilantes estrellas. A bordo se efectuó un solemne acto, en el que sonaron los himnos de Colombia y Venezuela, y se ofreció una copa de champaña y las correspondientes palabras y discursos en los que se dijeron frases de fraternidad internacional y felicitaciones muy efusivas para el gerente de la empresa. Las presentaciones inaugurales fueron hechas por el gerente Roncajolo y respondidas en agradecimiento por el gerente de la empresa del Ferrocarril de Cúcuta, Alfredo Azuero Arenas.

A los actos fueron invitadas las personalidades más destacadas del comercio de Cúcuta, sus mayores beneficiarios, junto con los miembros de la Junta Directiva del ferrocarril de la ciudad, quienes además de su gerente integraban la delegación Alberto Camilo Suárez, Jorge E. Soto, Efraín Ramírez, Revan Peralta, Alejandro Salvino, Rafael Luzardo y José Manuel Villalobos, en ese momento director del diario Comentarios; esta comisión fue recibida por el cónsul de Colombia en la capital del estado Zulia, don José Antonio Faillace, quien ofreció un banquete en honor.

Al día siguiente, por invitación de las directivas de la compañía tachirense, fueron convidados a conocer las diferentes ofertas de la empresa, en sus flamantes vagones; posteriormente terminaron con un paseo a bordo del vapor Los Andes por los alrededores del lago, aprovechando para conocer todas las características del barco y evaluar los beneficios de su utilización. En reciprocidad, los cucuteños invitaron a los dirigentes y empresarios de Maracaibo, Encontrados y San Cristóbal, a la capital de Norte de Santander, para que vinieran a bordo del ferrocarril de Cúcuta. Llegaron todos los directivos de la compañía venezolana, entre quienes estaban, el gerente Roncajolo, Samuel Belloso, Rudolph Exner e hijo, Pedro Entrena, Tito Abbo, José Antonio Maldonado, Jesús Ocando y Fritz Muller entre otros muchos que aceptaron la invitación. La Cámara de Comercio de Cúcuta y la compañía del Ferrocarril de Cúcuta atendieron y explicaron a los asistentes las particularidades de la región y los beneficios que traerían las distintas alianzas que por esos días se estaban tramitando. Al día siguiente y terminado el recorrido, regresaron a sus ciudades de origen, en los mismos términos en que habían venido.

Gerardo Raynaud D. | gerard.raynaud@gmail.com

Publicidad

Comentarios

Publicidad

Publicidad
Cúcuta
Artículo

Declarar ciudadanos a los venezolanos, otra propuesta de Uribe

La sugerencia del expresidente y senador generó polémica entre líderes políticos de la región.

Mario Franco
Frontera
Artículo

No todos los inmigrantes que llegan son venezolanos: Migración

Para Krüger, director de la entidad, estos ciudadanos pueden aportar al desarrollo y no culparlos de lo que sucede.

Archivo
Publicidad
Judicial
Artículo

La Parada: ¿Una masacre anunciada?

Uno de los cuatro cadáveres hallados este viernes tenía un letrero con las siglas Eln y el mensaje: “fuera paracos”.

Cortesía
Economía
Artículo

La migración presiona el precio de los inmuebles en Cúcuta

La capital de Norte de Santander fue la ciudad en la que más se valorizaron los inmuebles en 2017.

Archivo
Publicidad
Región
Artículo

30 cámaras vigilan Los Patios

Los equipos son full HD de última tecnología a color, con luz infrarroja para visión nocturna. La inversión fue de $1.500 millones.

Alfredo Estévez
Cúcuta
Artículo

71% de inmigrantes en Cúcuta solo tiene tarjeta migratoria

La Tarjeta de Migración Fronteriza “no es para dormir en espacios públicos”, afirmó el secretario de Seguridad Ciudadana.

Archivo
Publicidad
suscripciones
Publicidad
+ Deportes
Artículo

El judo nortesantandereano buscará más oro en el 2018

La Liga tiene la mira en los campeonatos internacionales a los que tendrá que ir la cucuteña Valentina Rubio.

Mario Franco
Política
Artículo

Oscar Sanabria, llamado a ocupar la curul de Parada en el Concejo

Luis Eduardo Guevara había sido convocado para ocupar el cargo, pero no se presentó.

Archivo
Publicidad
Judicial
Artículo

‘Visaje’ aceptó el total de asesinatos como ‘urabeño’

Carlos Andrés Palencia fue cabecilla de las Auc y es procesado en Cúcuta por 125 hechos violentos.

Archivo
Por los barrios
Artículo

Comunales de Antonia Santos recogen ayudas para sus vecinos

Los líderes recaudan ropa usada, zapatos, mercado, juguetes y útiles escolares

La Opinión
Publicidad


Es el primer portal gastronómico de Norte de Santander, donde se resalta lo mejor de los sabores regionales, nacionales y mundiales.
Nuestros suscriptores cuentan con su propio espacio con privilegios y beneficios. Aqui puedes hacer parte de este selecto club.
Un espacio dedicado a las variedades y lo más impactante del mundo del entretenimiento. Encuentre aquí los personajes e historias.
La labor investigativa de nuestro equipo periodistico se congrega en esta sección dedicada a mostrar a profundidad y con más detalles de los hechos.
En este espacio nuestros clientes podrán promocionar su negocio o encontrar una propuesta que se adapte a sus necesidades.