Inauguran hogar de paso para niños migrantes en Villa del Rosario

Miércoles, 24 de Marzo de 2021
El espacio tiene capacidad para atender a diez niños bajo las medidas de prevención frente al COVID-19.

Las niñas, niños y adolescentes refugiados y migrantes no acompañados de Venezuela, colombianos retornados y de las comunidades de acogida ya cuentan con un hogar de paso en el municipio de Villa del Rosario, en Norte de Santander, luego de la unión de esfuerzos entre la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y World Vision, con el apoyo financiero de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado de los Estados Unidos (PRM).

Este espacio se encuentra en operación y nació en respuesta a la necesidad de fortalecer la atención de esa población que ingresa a territorio colombiano sin compañía de sus padres, o que por distintas circunstancias fueron separados de sus seres queridos.

El hogar de paso tiene capacidad para atender a diez niños, niñas y adolescentes bajo todas las medidas de prevención frente al COVID-19, y con la presencia y acompañamiento permanente de personal capacitado en temas de protección y atención a la primera infancia del ICBF y la Comisaría de Familia. Por medio de un Plan de Atención Integral se evaluará la condición física y psicológica de los niños y las niñas.

Lea: ¿Sabe cómo actuar ante un xenófobo?

La iniciativa se suma al trabajo de OIM, en complemento a los esfuerzos del gobierno nacional y en articulación con la Alcaldía de Villa del Rosario para responder a las necesidades de los flujos migratorios mixtos del municipio con estrategias como la habilitación del Centro de Atención Transitoria a Migrantes (CATM), el fortalecimiento del Hospital Jorge Cristo Sahium y la Institución Prestadora de Servicios de Salud (IPS) La Parada, y el fortalecimiento institucional de la Comisaría de Familia a través de la financiación de talento humano.

“Este espacio, resultado de la unión entre la Alcaldía municipal de Villa del Rosario, PRM, World Vision y la OIM, en coordinación con el Grupo Interagencial de Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM) y con la asistencia técnica del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar -en complemento a los esfuerzos del gobierno nacional- nos permitirá prevenir riesgos de explotación,  abuso y  trata de personas a los que se enfrenta la niñez refugiada y migrante no acompañada, así como a las niñas y niños colombianos en las comunidades de acogida”, mencionó Ana Durán-Salvatierra, Jefe de Misión de la Organización Internacional para las Migraciones en Colombia.

 

casa hogar de paso para niños migrantes

En este sentido coincide Anjalina Sen, Coordinadora Regional para Asuntos Humanitarios de la Oficina de Población, Refugiados y Migración (PRM) del Departamento de Estado de los Estados Unidos: “Los refugiados y migrantes son altamente vulnerables a situaciones como la trata de personas, violencia de género, el reclutamiento forzado, y la explotación laboral- y con niños y niñas, estas vulnerabilidades se multiplican.  Este proyecto no solamente protegerá a los niños y niñas que se quedan en el hogar de paso, sino también brindará una ruta de atención para adolescentes vulnerables en todo el país a través de una línea nacional de atención gratuita”.

Le puede interesar: Es un mito que la criminalidad está relacionada con la migración

Este proyecto es de suma importancia para las organizaciones participantes comprometidas con una respuesta humanitaria y digna para los refugiados, migrantes y colombianos retornados en Norte de Santander, pues según datos de Migración Colombia, este es el segundo municipio del departamento, después de Cúcuta, que recibe un mayor número de personas provenientes de Venezuela, registrando más de 36.500 nacionales venezolanos en su territorio.

“Los hallazgos que tenemos de 363 niñas, niños y adolescentes migrantes y refugiados, es que 1 de cada 4 de ellos permanecen separados de ambos padres como consecuencia de la crisis migratoria y la pandemia que estamos viviendo. Además, 1 de cada 3 niños viven solamente con uno de sus padres. Es por estas razones, que la inauguración de este hogar de paso es fundamental para apoyar a la protección y bienestar de la niñez. Un objetivo por el que seguimos trabajando desde hace 42 años en el país”, dice Peter Gape, Director Nacional de World Vision Colombia.

A pesar de las medidas adoptadas por las autoridades para prevenir la propagación del COVID-19, un número creciente de niñas, niños y adolescentes no acompañados y separados siguen llegando a Colombia, por lo que este tipo de estrategias siguen siendo necesarias para atender a las poblaciones con mayores condiciones de vulnerabilidad.

Image
La opinión
La Opinión