Se incrementó publicaciones xenófobas un 83% por declaraciones de Claudia López

Viernes, 30 de Octubre de 2020
Este aumento de publicaciones discriminatorias se dio a nivel nacional,según el Barómetro de la Xenofobia.

En un 83% se incrementó las publicaciones xenófobas en redes sociales tras las declaraciones dadas por la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, luego del asesinato de Oswaldo Muñoz. Este aumento de publicaciones discriminatorias se dio a nivel nacional, según un comunicado de prensa emitido por el Barómetro de la Xenofobia.

 A raíz del asesinato de Muñoz, durante un presunto robo en una estación de Transmilenio –la mañana del pasado jueves 29 de octubre- con un arma blanca y “las declaraciones abiertamente estigmatizadoras de la alcaldesa de Bogotá en el Consejo Local de Planeación de Kennedy, planteando la participación de personas venezolanas en los diferentes hechos de criminalidad y violencia en la ciudad, se registraron aumentos en el volumen de la conversación en línea sobre migración que generaron múltiples alertas”.

El barómetro analizó y midió las reacciones en redes sociales y encontró lo siguiente: en Bogotá, la conversación de xenofobia aumentó en 918% con respecto al día anterior; en Cúcuta 900%; en Cali, 376%, en Barranquilla 300% y en Medellín, 250%. Las frases que más se han utilizado en redes sociales en la categoría de xenofobia corresponden a: venezolanos hijueputas, limpieza social y matando a los venecos.

Las frases que más se han utilizado en redes sociales en la categoría de xenofobia corresponden a: venezolanos hp, limpieza social y matando a los venecos.

Así mismo, se evidencian mensajes positivos que denuncian el carácter xenófobo de la conversación en línea como xenofobia, discursos de odio y hermanos venezolanos.

¿Cómo influyeron las declaraciones de la alcaldesa?

Desde el Barómetro de Xenofobia se hizo una regla de análisis para entender si las declaraciones de la Alcaldesa de Bogotá tenían injerencia en la conversación de migración en el país, y se pudo evidenciar que dichas declaraciones generaron un pico en la conversación sobre seguridad y migración a partir de las 8:00 de la noche de este jueves 29 de octubre.

Específicamente, el 43% de las publicaciones que vinculaban a migrantes con hechos de seguridad estuvieron relacionadas con las declaraciones de la alcaldesa. Estas publicaciones asociaban a la población migrante con frases o palabras como delitos, robos, delincuentes, entre otros.

“A partir de estos porcentajes se evidencia que los comentarios de la alcaldesa, tienen un poder catalizador en el comportamiento y crecimiento de la conversación en línea, lo cual revela una alta capacidad de influencia de autoridades públicas en las percepciones y manifestaciones que asume la opinión pública ante determinados hechos”, indican parte de las conclusiones dadas a conocer por el Barómetro.

Lo anterior, no sería una tendencia despreciable dado que señalamientos por parte de funcionarios públicos en cargos clave a nivel local terminan por estimular y extrapolar imaginarios negativos, discursos de odio y procesos de xenofobia hacia comunidades específicas que no necesariamente serían responsables de las dinámicas de crimen y violencia que se registran en las ciudades del país.

“Lo más riesgoso es que esos discursos provengan de quién está encargada de velar por el respeto de los derechos de todos los habitantes de Bogotá. Es más, no podemos normalizar que frases como matando a los venecos y limpieza social sean predominantes en la conversación en línea y menos que se utilicen las declaraciones de la Alcaldesa para avalar estas afirmaciones” agrega Alejandro Daly, Coordinador Nacional de El Derecho a No Obedecer

Cifras ofrecidas por Migración Colombia

El director nacional de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, contrastó las cifras y la relación del supuesto aumento de la delincuencia en el país con la llegada de los venezolanos.

Ofreció detalles en cifras precisando que de los casi 100.000 privados de libertad que reporta en información pública el Inpec (El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario) un poco más de 2.700 corresponde a extranjeros, de los cuales 1.500 son venezolanos.

“Del universo de población privada de la libertad aproximadamente el 2,7% corresponde a extranjeros y el 1.5% corresponde a migrantes venezolanos. El total de venezolanos privados de la libertad en Colombia equivale al 0,08% del total de venezolanos que tenemos radicados en territorio nacional”, refirió el funcionario.

Espinosa manifestó que el 2,3% de los arrestos por delitos violentos en Colombia involucra a venezolanos, representando el 3,2% de la población total de migrantes que hay en el país.

“Esa cifra en Chile se ubica en 2,4% y en Perú está en 2,9%, manteniéndose esta tendencia. La criminalidad en Colombia es inaceptable no importa de dónde venga. La persona que cometa un delito hay que judicializarlo y no preguntarle de donde viene, un delito es inaceptable no importa quién lo cometa”, enfatizó el director de Migración Colombia.

Lea también: Criminalidad no se explica a partir de migración venezolana: Migración Colombia

Alertas del barómetro

El Barómetro de la Xenofobia precisó que mientras redactaban el comunicado de prensa, publicado este viernes, se generaron 11 alertas tempranas de comportamiento anómalo en la conversación de xenofobia y seguridad en línea: Nacional (2), Bogotá (1), Cali (2), Cúcuta (2), Barranquilla (2) y Medellín (2).

“En nuestra metodología estos actos se conocen como alertas tempranas y son identificadas gracias a nuestro algoritmo ante un aumento del 100% de las publicaciones que se generan en la categoría de xenofobia y/o ante el incremento en el lenguaje de incitación a la violencia”, señala Julio Daly, profesor de la Facultad de Economía de la Universidad Externado de Colombia y co-director del Barómetro de Xenofobia.

La primera alerta que se generó fue el 29 de octubre a las 4:43 de la tarde para Bogotá en la categoría de seguridad y a las 7:49 de la noche en la categoría de xenofobia a nivel nacional, el resto de las 9 alertas se generaron luego de las declaraciones de la Alcaldesa de Bogotá, Claudia López.

El barómetro advierte los peligros que trae consigo estos discursos de odio y sus posibles consecuencias en términos de violaciones a los derechos fundamentales de los grupos minoritarios, tal como lo son las personas migrantes provenientes de Venezuela.

“En particular, la referencia pública y generalizada sobre personas migrantes como responsables de delitos, termina por incentivar detenciones arbitrarias por parte de la fuerza pública e incluso legitimar deportaciones que pueden no cumplir con el debido proceso. En este sentido, es importante que los procesos de investigación y judicialización se cumplan bajo todos los estándares respectivos sin que la nacionalidad configure una condición automática que permita considerar a una persona como sospechosa, pues esto vulnera la presunción de inocencia”, concluye el Barómetro.

Image
Web la Opinión
Web La Opinión