140.000 personas se refugian por tifón en Filipinas

Sábado, 16 de Mayo de 2020
Miles de ciudadanos se vieron obligados a abandonar sus hogares en busca de refugio debido a la fuerte tormenta.

Más de 140.000 personas se hallaban este viernes en refugios de emergencia en Filipinas debido al tifón Vongfong, una situación que complica la lucha contra el nuevo coronavirus.

Intensas lluvias cayeron en el centro del archipiélago desde que el jueves llegó la tormenta que atravesó zonas pobladas por cientos de miles de personas.

Millones de filipinos están confinados en sus viviendas por la pandemia, pero más de 140.000 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares en busca de refugio debido a la fuerte tormenta, informaron las autoridades.

“Hay que llevar puesta la mascarilla y observar las reglas de distanciamiento en todo momento”, declaró a la AFP Carlito Abriz, de la policía filipina. 

“Es difícil hacer que se cumpla porque la gente está estresada”.

Las autoridades indicaron que los refugios de emergencia funcionarán al 50% de su capacidad y que proporcionarán mascarillas a quienes no las tengan e intentarán no separar a las familias.

El problema es que muchos de los sitios previstos en condiciones normales para servir de centros de evacuación se han convertido en unidades de cuarentena.

Vea También: EE.UU. alerta sobre enfermedad de niños

Afortunadamente el centro del archipiélago azotado por la tormenta no es la zona más afectada por la COVID-19, que ha infectado a más de 11.800 personas y causado 790 muertos en Filipinas.

El país se ve afectado cada año por un promedio de 20 tifones que causan víctimas y destrozos cuantiosos, lo que contribuye a que millones de personas vivan en la pobreza. 

El ciclón más mortífero registrado en el país fue el supertifón Haiyan, que dejó más de 7.300 muertos o desaparecidos en 2013.

Arriesgadas Evacuaciones 

El potente tifón golpeó el centro de Filipinas el jueves, y obligó a llevar a cabo arriesgadas evacuaciones de decenas de miles de personas confinadas en sus casas por la pandemia del coronavirus. 

Al menos 200.000 personas viven en las zonas costeras y en viviendas precarias en la provincia cerca de donde tocó tierra el tifón Vongfong con vientos huracanados y fuertes lluvias.

Decenas de millones viven a lo largo del recorrido que supuestamente seguirá el tifón, que podría pasar cerca de la capital, Manila. 

Debido a la tormenta y al coronavirus, los centros de evacuación en el centro del archipiélago solo pueden albergar a la mitad de las personas que podrían recibir habitualmente. Y los evacuados tendrán que llevar mascarillas. Con la avalancha de personas y el poco espacio disponible, las autoridades han tenido que pedir a 47 grandes iglesias de la zona que alberguen a las personas que huyen del tifón, el primero de la temporada.

“Vamos a estar saturados así que estamos ampliando nuestro dispositivo de evacuación incluyendo iglesias”, dijo Cedric Daep, jefe del servicio de desastres en la provincia central de Albay.

Vongfong está trayendo ráfagas de 190 km/h y lluvias torrenciales que pueden causar inundaciones y corrimientos de tierra, advirtió la agencia nacional de meteorología.

Las zonas afectadas por el tifón se encuentran en diversos niveles de cuarentena.

Filipinas registró 772 fallecimientos y 11.618 casos de contagio de covid-19, aunque se teme que en realidad estas cifras sean muy superiores debido a la falta de tests de diagnóstico.