Escuchar este artículo

Ataque armado en Nigeria deja 58 muertos

Lunes, 7 de Mayo de 2018
Delincuentes prendieron fuego a la localidad de Gwaska y dispararon contra los residentes. 

El ataque de sujetos armados a un pueblo del noroeste de Nigeria, perpetrado este fin de semana, ya deja 58 muertos, según confirmaron este lunes fuentes oficiales.

Los hechos ocurrieron el sábado por la noche en la localidad de Gwaska, en la comarca de Birnin-Gwari (estado de Kaduna), donde los asaltantes dispararon contra los vecinos.

El jefe tradicional de Birnin-Gwari, Zubairu Mai Gwari, confirmó este lunes, en declaraciones al portal de noticias PRNigeria, que los muertos ascienden a 58, si bien esa cifra se está revisando "a medida que más cuerpos se recuperan en la localidad y alrededores".

La mayoría de los muertos son voluntarios que intentaron defender el pueblo y niños que no pudieron escapar de la matanza, declararon este domingo al diario "Daily Trust" fuentes del Gobierno local.

Los bandidos, procedentes al parecer del vecino estado de Zamfara y cuyo móvil se desconoce, prendieron fuego a la población, de unos 3.000 habitantes.

Los supervivientes, mujeres en su mayoría, buscaron refugio en el cercano distrito de Doka.

La zona, en la que la minería de oro artesanal es una actividad económica muy importante, ha sido objeto de ataques esporádicos en los últimos meses, dejando muertos varios policías y soldados.

El ataque del sábado tuvo lugar apenas una semana después de que varios mineros fueran masacrados por pistoleros en Janruwa, también en Birnin-Gwari.

El presidente de Nigeria, Muhammadu Buhari, y el gobernador de Kaduna, Nasir el-Rufai, manifestaron el lunes su pesar por los últimos asesinatos, al tiempo que el Ejército y la Policía anunciaron el despliegue de más efectivos para reforzar la seguridad.

Le puede interesar Dos atentados suicidas sacudieron a Nigeria

El Estado norteño de Kaduna, de mayoría musulmana, ha sido escenario en repetidas ocasiones de ataques atribuidos al grupo yihadista Boko Haram, aunque esta organización terrorista no se ha atribuido, de momento, la acción del pasado fin de semana.

Boko Haram, cuyo nombre significa "la educación occidental es pecado", lucha por la implantación de un Estado islamista en el norte del país y su independencia del sur, de mayoría cristiana y rico en petróleo.

Los enfrentamientos entre comunidades cristianas y musulmanas son frecuentes en los estados del centro y el norte, donde ambas religiones conviven en un inestable equilibrio. 

 

Image
EFE