Escuchar este artículo

Aumentan restricciones a los viajes a China; van 259 muertos

Viernes, 31 de Enero de 2020
Estados Unidos emitió una advertencia de viaje de nivel cuatro.

Numerosos países extreman sus medidas de precaución, protegen sus fronteras y repatrían a sus ciudadanos de China este viernes para frenar la propagación del coronavirus de Wuhan, que ya dejó 259 muertos en el país y llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar emergencia internacional.

Las autoridades sanitarias chinas informaron que el saldo de víctimas mortales por la epidemia ascendía a 259 personas, con unos 11.000 casos confirmados de contaminación y unas 102.000 personas en observación.

“Estoy lleno de culpa y remordimiento (...) Si hubiera tomado antes medidas restrictivas, el resultado habría sido mejor de lo que es hoy”, dijo Ma Guoqiang, secretario del Partido Comunista Chino (PCC) en el municipio, en una inusual admisión de responsabilidad de un político chino.

El embajador chino ante la ONU en Ginebra, Xu Chen, aseguró sin embargo que “no hay que entrar en pánico innecesariamente, ni tomar medidas excesivas”, y señaló que “la OMS confía plenamente en China”.

Que no viajen

Pero las medidas continúan aumentando. Estados Unidos emitió una advertencia de viaje de nivel cuatro, para pedir a los estadounidenses que “no viajen” a China debido a la epidemia.

El portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores chino, Hua Chunying, criticó estas medidas de Washington al señalar que no “son correctas ni apropiadas”.

“Estados Unidos se apresuró a ir en sentido contrario (a la OMS). Ciertamente, no fue un gesto de buena voluntad”, agregó Hua.

Tras una reunión en Ginebra, el director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, declaró el jueves la epidemia “emergencia de salud pública de alcance internacional”, después de que el organismo fuera fuertemente criticado por no haber alertado antes de la gravedad de la situación.

No obstante, dijo que “la OMS no recomienda y de hecho se opone a cualquier restricción” de viajes o comercio con China.

Otros países decidieron vetar la entrada a su territorio de viajeros procedentes de China, como Vietnam, Mongolia, Singapur, Israel, así como Guatemala y El Salvador. Por su parte, países africanos destacaron personal sanitario en los aeropuertos y suspendieron visas de entradas chinas.

Primeros casos en Reino Unido y Rusia

Wuhan, una ciudad de unos 11 millones de habitantes, está literalmente aislada del mundo desde el 23 de enero, para tratar de contener la propagación de la epidemia.

En esta ciudad los hospitales siguen desbordados. Para hacer frente a este problema, se construyen dos nuevos hospitales que se prevé abrirán el 3 y 6 de febrero.

Los 56 millones de personas que viven en la zona aislada, en la provincia de Hubei, no pueden salir de la región. Entre ellos hay miles de extranjeros.

En cualquier caso, la cifra de contagiados en China continental es muy superior a las 5.327 personas infectadas en 2002 y 2003 por el SRAS (Síndrome Respiratorio Agudo Severo), un coronavirus que causó 774 muertes en todo el mundo hace casi 20 años, 349 de ellos en China.

Aunque la gran mayoría de los casos está en China, una veintena de países han declarado casos, sobre todo de personas que llegan de China.

En el Reino Unido se confirmaron los dos primeros casos este viernes, ambos “miembros de una misma familia”, indicaron las autoridades.

Rusia también confirmó este viernes los dos primeros enfermos por este coronavirus en su territorio y anunció la evacuación de sus ciudadanos de varias regiones chinas.

Repatriaciones

Ante la decisión de diversas líneas aéreas de suspender o disminuir sus vuelos a China, el gobierno de Pekín anunció el viernes su decisión de enviar aviones para repatriar a sus ciudadanos en el exterior, en particular aquellos originarios de Wuhan.

Entretanto, varios países iniciaron las operaciones de evacuación de sus ciudadanos.

Estados Unidos y Japón fueron los primeros países en evacuar el miércoles a una parte de sus ciudadanos. 

Un avión evacuó este viernes a 83 británicos, 19 españoles, un polaco residente en España y una china casada con un español, cuatro daneses y un noruego. 

Ninguno mostró síntomas según las pruebas que se les realizaron.

Asimismo, un avión francés con 200 pasajeros procedentes de Wuhan, aterrizó este viernes en el sur de Francia. 

Los evacuados permanecerán en observación y aislados durante 14 días, cerca de Marsella.

Otros países, como Italia, Alemania, Canadá y Blangladés, también organizan sus propias operaciones de repatriación.

En cuarentena 195 estadounidenses

Estados Unidos puso este viernes en cuarentena a los 195 estadounidenses que llegaron el miércoles a una base militar en California. Ninguno presentaba hasta ahora síntomas del virus.

En cambio, en Japón, de los 206 repatriados, tres estaban infectados, que se suman a una decena de casos ya registrados previamente. 

Suspenden producción y cierran tiendas

Grandes empresas como Toyota, IKEA, Starbucks, Tesla, McDonald’s y el gigante tecnológico Foxconn decidieron suspender de forma temporal su producción o cerrar sus tiendas en China.

Ante los temores por la epidemia, los bolsas europeas cerraron el viernes con caídas de entre 1% y 2,30%. 

Los precios del oro negro registraron cayeron 0,2% en el mercado de Londres y en Nueva York 1,1%.

La Organización de Países Exportadores de Petroleo (OPEP) está lista para reunirse “muy rápidamente”, aseguró el viernes el ministro ruso de Energía.

Científicos estudian tratamientos

La comunidad científica está estudiando varias pistas de tratamientos del nuevo coronavirus que emergió en China y por el que no existe por ahora ninguna terapia, indicó el viernes un médico experto del Inserm, el instituto francés de investigación médica. El doctor Yazdan Yazdanpanah, director del Instituto de Inmunología, Inflamación, Infección y Microbiología del Inserm y experto en el seno de la OMS, dio cuenta de “tres estrategias que están a un nivel avanzado” de estudio, en una rueda de prensa en París.

La primera consiste en utilizar únicamente el Kaletra, un medicamento anti-VIH/SIDA que asocia dos moléculas antivirales (lopinavir y ritonavir). “Varios colegas chinos lo utilizaron en China en el marco de ensayos clínicos, de los que todavía no se tienen los resultados”, dijo.

La segunda opción es asociar este medicamento con el interferon (antiviral e inmonoterapéutico), una combinación utilizada contra el coronavirus MERS (Síndrome Respiratorio de Oriente Medio), en un ensayo clínico todavía en curso. La tercera se basa en el remdesivir, otro antiviral que sirvió para el ébola. Se disponen de muy pocos datos sobre su eficacia, pero según un artículo de la revista Nature, “parece mayor que la del Kaletra”. Otra pista posible concierne los tratamientos a base de “anticuerpos monoclonales”, pero su estudio está “menos avanzado”, según el doctor Yazdanpanah. 

La OMS empezará rápidamente un ensayo clínico aleatorio internacional (basado en exámenes comparativos mediante sorteo, ndlr). Entretanto, querríamos utilizar algunos tratamientos en pacientes en estado grave, al menos”, dijo.

Los investigadores pueden apoyarse en los trabajos sobre los otros dos coronavirus que originaron epidemias mortales (SRAS y MERS). Pero la posibilidad de cultivar este nuevo coronavirus “permite además poner a prueba moléculas, de las cuales algunas ya están disponibles para otras patologías”, agregó el doctor Yazdanpanah.

Este experto citó además otra estrategia en curso de evaluación, que consiste en verificar si la gente expuesta fue infectada con el virus antes de la aparición de los síntomas y, de ser así, suministrar un tratamiento precoz.

Por ahora, el tratamiento que mejor se conoce y el único disponible es el Kaletra, al haber sido empleado sobre todo durante una posexposición al VIH.

Image
AFP
AFP