Escuchar este artículo

Biden multiplica cuota de refugiados en EE. UU. a 125.000 por año

Viernes, 5 de Febrero de 2021
“Nos enfrentamos a una crisis de más de 80 millones de desplazados que sufren en todo el mundo”, dijo el mandatario Joe Biden, al anunciar un decreto que permite aumentar las admisiones de refugiados en su país.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este jueves su intención de multiplicar por ocho el número de refugiados que pueden ser admitidos en Estados Unidos desde el mínimo histórico impuesto por Donald Trump al final de su mandato.

De acuerdo con una promesa de campaña, Biden ha establecido la cuota anual de refugiados que pueden ser admitidos bajo el programa de reasentamiento en 125.000, en comparación con 15.000 para el año presupuestario actual.

“Nos enfrentamos a una crisis de más de 80 millones de desplazados que sufren en todo el mundo”, dijo el mandatario, al anunciar un decreto presidencial que permite “aumentar las admisiones de refugiados a 125.000 para el primer año fiscal completo” del nuevo gobierno, que comenzará el 1 de octubre.

La cifra de 15.000 fue anunciada por Trump casi un mes antes de las elecciones presidenciales de noviembre que perdió.

Trump hizo de la lucha contra la inmigración, legal e ilegal, uno de las prioridades de su presidencia.

Bajo el mandato de su predecesor, el demócrata Barack Obama, se recibían en promedio 100.000 personas por año.

Este programa solo concierne a los refugiados seleccionados por las agencias de inteligencia y seguridad del país en campamentos de Naciones Unidas en todo el mundo.

Se opta principalmente entre los más vulnerables, como los ancianos, las viudas y los discapacitados.

Biden enfatizó que el programa de reasentamiento también protegerá a los miembros de la comunidad LGBT.

“Nos aseguramos de promover los derechos de estas personas luchando contra la criminalización y protegiendo a los refugiados y solicitantes de asilo” que pertenecen a esta comunidad, dijo durante un discurso en el Departamento de Estado.

“Hemos proporcionado refugios seguros para quienes huyen de la violencia y la persecución, y nuestro ejemplo ha llevado a otros países a abrir sus puertas de par en par”, recordó el presidente.

Durante años, Estados Unidos ha acogido a más refugiados que todos los demás países del mundo juntos, pero Canadá lo superó en 2019 al abrir sus puertas a más de 30.000 migrantes, según cifras de Naciones Unidas.

El Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados, Filippo Grandi, acogió con satisfacción este anuncio.

“La acción del presidente Biden salvará vidas, es así de simple”, dijo en un comunicado.

“También muestra que la fuerza se basa en la compasión”, agregó.

Según Naciones Unidas, el número de refugiados acogidos en el mundo nunca ha sido tan bajo en veinte años a pesar de los niveles récord de desplazamientos forzados, en gran parte debido a la pandemia de COVID-19.

den promete “deshacer la vergüenza” de la separación de familias en la era Trump

Deshacer la vergüenza

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, prometió  “deshacer la vergüenza” heredada de su antecesor Donald Trump: la separación de familias migrantes en la frontera con México, la gran mayoría centroamericanas y por la cual cientos de niños siguen apartados de su padres.

“La administración anterior literalmente arrancó a los niños de los brazos de sus familias (...) sin ningún plan en absoluto para reunirlos”, dijo al firmar un decreto que crea un grupo de trabajo para ubicar a estos menores.

Biden rubricó además órdenes ejecutivas para abordar las causas fundamentales de la migración y la política de asilo, y para agilizar el sistema de inmigración legal.

Las tres iniciativas se suman a otras selladas en su primer día en el cargo, con las que busca revertir el enfoque antiinmigración de la visión de “Estados Unidos primero” de Trump.

“No estoy haciendo nueva legislación, estoy eliminando malas políticas”, aseguró el mandatario demócrata.

Junto a él en la Oficina Oval estaba Alejandro Mayorkas, quien acababa de convertirse en el primer latino e inmigrante en encabezar el Departamento de Seguridad Interior (DHS), encargado de supervisar la política migratoria y fronteriza del país.

Mayorkas, nacido en La Habana hace 61 años y llegado de muy pequeño a Estados Unidos junto a sus padres refugiados, fue confirmado el martes por una escasa mayoría de senadores (56-43). Sobre él recaerá la implementación de las directivas de Biden.

“Espero con ansias su liderazgo y trabajar con el Congreso en muchos temas, incluido el proyecto de ley de inmigración que, creo, tiene un gran apoyo en ambas cámaras”, dijo Biden.

Al asumir, Biden envió al Congreso un proyecto de ley para legalizar a unos 11 millones de extranjeros indocumentados, más de la mitad mexicanos y centroamericanos. Esta ambiciosa reforma migratoria debe superar sin embargo la reticencia de muchos republicanos.

Como muestra de esos recelos, el senador republicano Lindsey Graham lamentó los esfuerzos de Biden para “suprimir parte de los avances” de Trump contra la inmigración ilegal.

Según él, sus medidas “son recetas para el desastre y crearán una afluencia a la frontera”.

En rueda de prensa, la portavoz de Biden, Jen Psaki, desalentó sin embargo cualquier viaje de migrantes a Estados Unidos.

“Necesitamos tiempo para poner en marcha un proceso de inmigración para que las personas puedan ser tratadas con humanidad”, dijo.

Image
AFP
AFP