Escuchar este artículo

Donald Trump ataca otra vez a secretario de Justicia

Martes, 25 de Julio de 2017
El presidente de Estados Unidos ha expresado su voluntad de destituir a Jeff Sessions.

El secretario de Justicia de Estados Unidos, Jeff Sessions, está en una posición cada vez más insostenible luego de que el presidente Donald Trump volviera a atacarlo en Twitter, tildando a su antiguo aliado de “muy débil” en el manejo del escándalo con Rusia.

Sessions, fiscal general, era uno de los seguidores más tempranos y leales a Trump, pero la arremetida pública del mandatario republicano en la última semana alimenta rumores de que el exsenador de Alabama será reemplazado.

Le puede interesar: Yerno de Trump negó ante senadores colusión con Rusia durante campaña

El presidente lo culpa de haberse recusado de participar en la investigación federal para determinar si hubo colusión entre el equipo de campaña de Trump y Rusia para interferir en las elecciones presidenciales estadounidenses de 2016.

Trump lo criticó por lo que considera insuficientes esfuerzos en la búsqueda de filtraciones de inteligencia y por no ir tras la candidata presidencial demócrata Hillary Clinton por el uso de un servidor privado para enviar correos electrónicos mientras era secretaria de Estado.

“El Fiscal General Jeff Sessions ha tomado una posición muy débil en los crímenes de Hillary Clinton (dónde están los correos electrónicos y servidores) y las filtraciones!”, tuiteó.

La Casa Blanca anticipó luego que el futuro de Sessions estaba sobre el tapete.

“Llegaremos pronto a una decisión”, dijo a periodistas el nuevo director de comunicaciones, Anthony Scaramucci, preguntado sobre la creciente tensión sobre el tema.

Asediado

En Estados Unidos, los presidentes normalmente tratan de no ser vistos como influyendo en las investigaciones, lo cual vuelve aún más extraordinarios los ataques de Trump a Sessions. Ante la creciente presión por las pesquisas sobre la trama rusa lideradas por el exdirector del FBI Robert Mueller, Trump ha tratado de revivir la controversia electoral sobre los correos electrónicos de Clinton.

Según el Washington Post, el equipo de Trump busca deshacerse de Sessions en el marco de una estrategia para despedir a Mueller y acabar con la investigación.

Image
AFP
AFP