Escuchar este artículo

Duelo en Tailandia por muerte del rey Bhumibol

Viernes, 14 de Octubre de 2016
Con las manos juntas y vestidos de negro, algunos tailandeses rompían en llanto.

Millones de tailandeses se vistieron ayer de negro para llorar a su rey, cuya muerte abre una página de incertidumbre en el país, tras más de 70 años de reinado.

Con las manos juntas y vestidos de negro, algunos tailandeses rompían en llanto al paso de la ambulancia que transportaba los restos del rey Bhumibol Adulyadej, fallecido a los 88 años, desde el hospital Siriraj hacia el gran palacio. 

En el vehículo siguiente, se encontraba el príncipe heredero, Maha Vajiralongkorn, de 64 años, aseguró el comentarista de la ceremonia, que se retransmitía en directo en todas las cadenas. 

El príncipe heredero dirigirá luego la ceremonia budista del “baño” del cuerpo de su padre, primera etapa de una larga serie de rituales que duran varios meses para los miembros de la familia real.

Desde los deportistas que corrían a primera hora de la mañana hasta los empleados de las oficinas en el metro, todo el país se vistió de negro y blanco, los colores de duelo en Asia.

“Mientras el rey vivía, el pueblo estaba unido”, explica, emocionado, Arnon Sangwiman, que trabaja para la compañía nacional de electricidad, y llegó pronto a un mercado del centro de Bangkok.

El “baño” a su padre será la primera aparición pública del heredero, desde el anuncio de la muerte del soberano, el monarca más longevo en el trono en el mundo.  

El hecho de que el príncipe pidiera “tiempo” antes de subir al trono inquieta sin embargo a la ciudadanía.

“Ahora tengo miedo de lo que puede pasar, qué administración tendrá el país, qué tipo de régimen (tendremos) a largo plazo”, continúa Anon Sangwiman.

Dijo no obstante que confiaba que el régimen militar mantendría las elecciones anunciadas para el 2017.

Ayer, un alto mando de la junta confirmó que según la constitución del país, Prem Tinsulanonda, jefe del consejo privado de Bhumibol, va a actuar como regente hasta que el príncipe suba al trono.

“Es algo temporal hasta resolver el problema inmediato de que el trono esté vacante”, dijo el viceprimer ministro, Wissanu Krea-Ngam.

La última década del reinado de Bhumibol estuvo marcada por una gran inestabilidad política, con dos bandos enfrentados: las élites ultramonárquicas (identificadas como los “amarillos”) y los partidarios del ex primer ministro Thaksin Shinawatra (los “rojos”).

Image
AFP
AFP