Escuchar este artículo

EE. UU. está solo en su respuesta a la violencia con armas

Jueves, 26 de Mayo de 2022
Una vez más se aviva en Estados Unidos la polémica por el uso de armas.

Desde hace casi una década, la revista satírica "The Onion" (La cebolla) suele repetir el mismo titular cada vez que se produce una matanza en Estados Unidos: "'No hay forma de prevenirlo', dice el único país donde habitualmente se produce", un sentimiento de impotencia que comparten muchos estadounidenses.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


La publicación lo lleva reproduciendo en 21 ocasiones desde 2014, un ritual similar al de las banderas a media asta, los minutos de silencio y las condolencias de los congresistas, que incluso pueden derramar alguna lágrima. Pero luego, no ocurre nada al respecto.

Es la segunda vez que "The Onion" reproduce este titular en menos de dos semanas, tras el ataque racista contra un supermercado en Buffalo, norte del estado de Nueva York (este), en el que un supremacista blanco mató a 10 personas negras.

El martes, un adolescente de 18 años mató a 19 alumnos y dos docentes en una escuela primaria en el estado de Texas (sur), en la estela de matanzas como las trágicamente famosas de Columbine, Sandy Hook, Parkside.


Lea también: Carolina Cruz habría revelado el motivo de su separación con Lincoln Palomeque


Pese a la conmoción general, a nivel legal no se ve cambiar nada. En muchas partes del país, comprar un arma es ahora más fácil que nunca.

La falta de respuesta a la violencia contrasta con lo que pasa en otras partes del mundo.

Image
Matanza en Texas / Foto: AFP

 

En 2019 un supremacista blanco atacó dos mezquitas en la ciudad neozelandesa de Christchurch, matando a 51 personas e hiriendo a docenas más. Menos de un mes más tarde, el país prohibió el uso civil de casi todas las armas semiautomáticas y los rifles de asalto.

En una entrevista en "The Late Show with Stephen Colbert", un programa muy popular de la televisión estadounidense, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, declaró: "Cuando vimos lo que pasó, todo el mundo dijo: nunca más". 

"Nos correspondía a nosotros, los políticos, responder", afirmó, dejando en evidencia la falta de acción en Estados Unidos.


Lea también: Alerta en Norte de Santander por la viruela del mono


'Carnicería' 

Ardern descartó el miedo a que un control de las armas pueda influir en actividades como la caza.

Image
Matanza en Texas / Foto: AFP

 

"Tenemos necesidades legítimas de armas en nuestro país, para cuestiones como el control de pestes o proteger la biodiversidad" declaró. "Pero no necesitas armas semiautomáticas de tipo militar para hacerlo", alegó.

Para el ministro australiano de Economía, Jim Chalmers, "es difícil imaginarse que un gran país como Estados Unidos pueda seguir así, con esta violencia causada por las armas, estas matanzas atroces".

El portavoz de la cancillería china, Wang Wenbin, acusó a Estados Unidos de no hacer frente a la violencia de las armas ni al racismo.


Lea también: “No vamos a recibir chambonadas”, alcalde sobre los cruces viales seguros


"El gobierno estadounidense no ha hecho nada sustancial para resolver estos problemas en las últimas décadas", sostuvo.

No todos los políticos estadounidenses reaccionan igual. El presidente Joe Biden, recordó tras la última matanza que "este tipo de tiroteos rara vez ocurren en otras partes del mundo".

Image
Matanza en Texas / Foto: AFP

 

"¿Por que queremos vivir con esta carnicería? ¿Por qué permitimos que siga ocurriendo?", se preguntó.

El martes por la noche instó a los congresistas a que se enfrenten al poderoso lobby de las armas de la National Rifle Association (NRA), que ha dado miles de millones de dólares, en particular a políticos conservadores, para que no modifiquen la legislación y la hagan más restrictiva.


Lea también: Asaltaron a comerciante mayorista de víveres


El Congreso ni siquiera ha podido legislar para que se pueda verificar el historial del comprador ni aumentar la edad mínima para comprar un arma o permitir a los jueces que prohíban que las armas caigan en manos de personas potencialmente peligrosas.

"La diferencia entre Estados Unidos y otros países no es que no haya gente con ideas homicidas, sino que no pueden ir a cualquier supermercado y comprar armas que matan a 20 niños en dos minutos", resumió el senador por Connecticut, Chris Murphy, a la cadena MSNBC el martes, tras abogar en el Senado por imponer un control estricto a las mismas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

Image
AFP
AFP

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda