Escuchar este artículo

El papa pide detener la "gran guerra mundial" que vive el mundo

Miércoles, 7 de Septiembre de 2022
Francisco ha deseado que cada persona sea constructora "de paz".

El Papa ha pedido que se detenga la "gran guerra mundial" que vive el mundo tras recordar, como cada miércoles que preside la audiencia general, el sufrimiento de "la querida población ucraniana".

"Hoy estamos viviendo una guerra mundial, ¡detengámonos, por favor! --ha exclamado el Pontífice desde el atril ubicado en la Plaza de San Pedro--. No me olvido de la atormentada Ucrania. Allí hay banderas".

Francisco ha deseado que "frente a todos los escenarios de guerra", cada persona sea constructora "de paz" y ha instado a difundir en el mundo "pensamientos y proyectos de concordia y reconciliación".


Infórmese: A una semana del plebiscito, encuestas apuntan a rechazo


Además, en los saludos del final de la audiencia general, ha enviado un mensaje a los novios y les ha pedido tener "la valentía de pasar del enamoramiento al amor maduro" y, por tanto, a una relación "exigente que en lugar de aprisionar la vida fortifique el amor para que sea duradero frente a las pruebas del tiempo". El Papa lo ha considerado un "noviazgo alegre y radical".

Del mismo modo, ha asegurado su cercanía y oración a todas las madres que en este momento tienen a un hijo que sufre por cualquier motivo como la enfermedad, una situación de marginación, o la cárcel. "Que la Virgen les consuele de todas sus preocupaciones", ha pedido.


Conozca: El Papa nombra 20 cardenales de todos los horizontes, con la vista puesta en su sucesión


El Pontífice ha continuado este miércoles su nuevo ciclo de catequesis sobre el tema del discernimiento y ha hecho referencia a un testimonio concreto para reflexionar sobre el discernimiento, el de San Ignacio de Loyola, con un episodio decisivo de su vida.

Así, se ha referido al momento en el que santo español se encuentra en casa convaleciente, después de haber sido herido en batalla en una pierna y para liberarse del aburrimiento pide leer algo. Tras leer las vidas de santos, "comienza a descubrir otro mundo, un mundo que lo conquista y parece competir con el de los caballeros. "Se queda fascinado por las figuras de San Francisco y de Santo Domingo y siente el deseo de imitarles", ha subrayado.

Finalmente, ha recalcado que Dios trabaja a través de los eventos no programables, y también en los contratiempos. "El discernimiento es la ayuda para reconocer las señales con las cuales el Señor se hace encontrar en las situaciones imprevistas, incluso desagradables, como fue para Ignacio la herida en la pierna. De estas puede nacer un encuentro que cambia la vida, para siempre", ha concluido.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Colprensa
Colprensa

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda