Escuchar este artículo

Facebook trabaja con fiscal en investigación sobre injerencia rusa: Zuckerberg

Martes, 10 de Abril de 2018
El fundador de la red social pidió disculpas ante el Senado de EEUU por el escándalo de filtración de datos.

El fundador y director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, admitió este martes que sus auxiliares "trabajan" con el equipo del fiscal especial estadounidense que investiga la alegada injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016.
   
"Nuestro trabajo con el fiscal especial es confidencial", dijo Zuckerberg ante el Senado, para añadir que "podría haber" intimaciones a funcionarios de Facebook. "Pero sé que estamos trabajando con ellos".
   
Zuckerberg participaba este martes de una audiencia en una sesión conjunta de dos comisiones del Senado a raíz del escándalo por el uso indebido de datos personales de decenas de millones de sus propios usuarios.
   
Durante un intercambio con el senador Patrick Leahy, Zuckerberg fue extraordinariamente cuidadoso en divulgar información sobre el nivel de cooperación de Facebook con el fiscal especial Robert Mueller.
   
"Quiero ser cuidadoso porque quiero estar seguro que podemos discutir esto en una audiencia pública y revelar algo que es confidencial", dijo.
   
Sin embargo, poco antes había afirmado que él mismo nunca había sido entrevistado por agentes del equipo del fiscal Mueller.
   
Las investigaciones sobre la alegada injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 se concentran en parte en el uso de las redes sociales, y en particular Facebook, para divulgar información falsa.
   
Agencias de inteligencia de Estados Unidos ya expresaron diverso nivel de certeza sobre la injerencia de Rusia en las elecciones, aunque la investigación de Mueller busca verificar si el comité de campaña de Donald Trump fue parte de ese esfuerzo. 

Pidió disculpas por abuso de datos personales
   
Mark Zuckerberg pidió formalmente disculpas este martes ante el Senado por fallas de seguridad de la red social que permitió uso abusivo de datos privados de sus usuarios.
   
"No adoptamos una visión suficientemente amplia de nuestra responsabilidad, y fue un error enorme. Fue mi error, y lo siento. Yo comencé Facebook, yo la administro, y soy responsable por lo ocurrido", dijo Zuckerberg el multimillonario de apenas 33 años.
El capítulo más grave del escándalo fue la revelación de que esos datos fueron utilizados de forma no autorizada por la consultora Cambridge Analytica para definir la retórica de Donald Trump en su victoriosa campaña electoral de 2016.
   
Los senadores interrogaban a Zuckerberg por la forma en que el modelo de negocios de Facebook (y sus plataformas asociadas) recolectan y utilizan información basada en datos generales de los propios usuarios.
   
Modelo cuestionado
   
Ya en la apertura de la audiencia, el senador Chuck Grassley apuntó que este escándalo mostró que los usuarios de redes sociales "no han entendido por completo la cantidad de sus datos que son colectados, protegidos, transferidos, usados y abusados".
   
Parte del interrogatorio a Zuckerberg se centró en los esfuerzos de Facebook para evitar la divulgación de informaciones falsas y la alegada influencia de Rusia en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos.
   
El ejecutivo dijo que Facebook ha desarrollado herramientas basadas en inteligencia artificial y la empresa amplió el número de personal para combatir esos problemas.
   
"Hay gente en Rusia cuyo trabajo es tratar de explotar nuestros sistemas, y otros sistemas cibernéticos", dijo. "Entonces, es como una carrera armamentista. Ellos se tornan mejores y nosotros tenemos que tornarnos mejores también".

Amenazas de regulación
   
El lunes, Zuckerberg había realizado una visita al Congreso para reuniones privadas por varios legisladores, quienes le explicaron que aumentan las presiones en favor de una mayor regulación de las redes sociales.
   
El senador demócrata Bill Nelson dijo a la prensa, después de reunirse en su despacho con el creador de Facebook, que el empresario parecía estar tomándose la cuestión "muy seriamente".
   
"Creo que entendió que una mayor regulación puede estar a la vuelta de la esquina", aseveró.
   
En cambio, el senador republicano John Kennedy rechazó la idea de más regulación, un escenario que horroriza a los conservadores.
   
"No estoy interesado en regular a Facebook. Quiero que Facebook se regule a sí misma", apuntó.
   
Mientras en el interior del Senado Zuckerberg era sometido a un agotador interrogatorio, uno de los jardines externos del Capitolio era escenario de una protesta.
   
Decenas de muñecos recortados con la imagen de Zuckerberg reclamaban por la demora de la gigante en adoptar medidas para proteger los datos de sus usuarios.
   
Investigada y denunciada a ambos lados del Atlántico, la red social comenzó el lunes a informar a los usuarios cuyos datos pudieron haber caído en manos de CA.
   
De su lado, Facebook anunció este martes que recompensará la presentación de denuncias sobre uso abusivo de datos personales.
   
La empresa "premiará a personas con conocimiento directo y pruebas de casos en los que una aplicación de la plataforma de Facebook recolecte y transfiera datos de los usuarios a terceros para su venta, robo, estafas o influencia política", apuntó el jefe de seguridad de productos de la firma, Collin Greene.
   
El valor del premio estará "basado en el impacto de cada informe", dijo Greene, con un mínimo de 500 dólares para casos verificados que afecten a 10.000 personas o más. 

Image
AFP
AFP