Escuchar este artículo

Intercambio de prisioneros se dio entre Ucrania y Rusia

Domingo, 29 de Diciembre de 2019
200 personas, entre ellos un brasileño, fueron intercambiados. 

Las autoridades ucranianas y los separatistas prorrusos del este de Ucrania intercambiaron 200 prisioneros, entre ellos un brasileño que luchó en las filas rebeldes, una operación que representa una desescalada en el único conflicto armado activo de Europa.

El intercambio ha creado polémica en Ucrania después de que las autoridades aceptaran, según medios locales, la liberación de personas que no están vinculadas directamente con la guerra en el este del país.

“Las liberaciones recíprocas han terminado”, indicó la presidencia ucraniana y precisó que 76 personas regresaban al país.

Por su parte, los separatistas prorrusos de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk dijeron que recibieron respectivamente 61 y 63 personas.

Tanto el presidente ruso, Vladimir Putin, como la canciller alemana Angela Merkel -que auspició las conversaciones de paz celebradas en Francia a principios de diciembre- celebraron un positivo intercambio de detenidos.

Por su parte, la Embajada de Estados Unidos en Ucrania dio la bienvenida al intercambio. El dirigente de los rebeldes de Lugansk, Leonid Passechnik, celebró una nueva victoria.

Los últimos liberados por los prorrusos descendieron del autocar al grito de Gloria a Ucrania.   

Indignación en Ucrania

La operación, la segunda desde 2017, comenzó en las inmediaciones del puesto de control de Maiorske, en la parte controlada por Kiev de la región de Donetsk, cerca de la línea de frente. El intercambio duró cinco horas debido a los procesos de verificación de identidad. 

Soldados ucranianos y combatientes separatistas armados fueron desplegados en los alrededores. Ambulancias, la Cruz Roja y observadores de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa estuvieron presentes.

Los primeros prisioneros, la mayoría de ellos hombres, aunque también había algunas mujeres, descendieron con sus enseres de un autobús.

“Estoy contenta, es el día que esperábamos desde hace mucho tiempo”, exclamó Viktoria, una ucraniana de 24 años, quien precisó que había pasado tres años detenida. Los separatistas la habían condenado a 12 años de cárcel por alta traición, señaló.

Distensión con Moscú

Este intercambio se había preparado a principios de mes, en la cumbre de paz sobre Ucrania celebrada en París, auspiciada por Francia y Alemania, entre el presidente ruso Vladimir Putin y el ucraniano Zelenski.

Desde la elección en abril del nuevo jefe de Estado ucraniano, se ha producido cierta distensión con el Kremlin. 

En septiembre, Kiev y Moscú intercambiaron 70 detenidos, entre ellos el cineasta ucraniano Oleg Sentsov.

Igualmente, los dos bandos retrocedieron en tres puntos de la línea de frente, y deben producirse otras retiradas de este tipo antes de finales de marzo. Moscú también devolvió a Kiev navíos de guerra que había aprehendido.

La guerra en el este de Ucrania, último conflicto armado activo en Europa, causó más de 13.000 muertos desde que estallara en 2014, unas semanas después de que Rusia se anexionara a la península de Crimea.

Image
AFP
AFP