Escuchar este artículo

La ayuda internacional comienza a llegar al Líbano

Viernes, 7 de Agosto de 2020
Las explosiones en el puerto de Beirut dejaron más de 100 muertos.

La ayuda internacional comenzó a llegar a Líbano el miércoles, tras las dos enormes explosiones en Beirut que dejaron más de 100 muertos y miles de heridos.

Según las autoridades, unas 2.750 toneladas de nitrato de amonio, almacenadas “sin medidas de precaución” en el puerto de Beirut, fueron la causa de las explosiones.

El primer ministro libanés, Hasan Diab, lanzó el martes un “llamado urgente a todos los amigos y a los países hermanos”.

El Banco Mundial informó que está dispuesto a movilizar sus recursos para ayudar al país. 

La organización, que prestó 120 millones de dólares a Líbano en abril para apoyar al sector sanitario, aseguró que “desplegaría su experiencia para llevar a cabo una evaluación rápida de los daños y de las necesidades y elaborar un plan de reconstrucción (...)”, según un comunicado publicado el miércoles.

Kuwait anunció el miércoles la llegada de un avión con “ayuda médica”.

El presidente egipcio, Abdel Fatah al Sisi, anunció la apertura de un hospital de campaña en Beirut.

Francia, antigua potencia mandataria, envió ayuda este miércoles en tres aviones militares.

El presidente Emmanuel Macron anunció la víspera el envío de un destacamento de seguridad civil y de “varias toneladas de material sanitario”. El jueves será el primer jefe de Estado extranjero en viajar a Beirut desde la catástrofe.

Un responsable de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Michael Ryan, afirmó que esa agencia de la ONU “comenzó a enviar kits de traumatología y cirugía desde su almacén regional de Dubái”. “También tenemos equipos médicos de emergencia listos para desplegarse”, añadió.

Países del Golfo, algunos de los cuales mantienen estrechas relaciones diplomáticas y económicas con Líbano, ofrecieron ayuda rápidamente.

El emir de Catar, el jeque Tamim bin Hamad Al Thani, anunció el envío de varios hospitales de campaña a Líbano. 

Rechazo de Hezbolá 

El líder del movimiento libanés Hezbolá, Hasán Nasralá, negó “categóricamente” que su organización tuviera un “almacén de armas” en el puerto de Beirut, devastado por una explosión que dejó más de 150 muertos y unos 5.000 heridos.

Image
AFP
AFP