Escuchar este artículo

Muro de los deseos en Times Square se llenó de buenas peticiones

Lunes, 1 de Enero de 2018
En este famoso muro se encontraron emotivos mensajes personales, frases inspiradoras y buenos propósitos en diferentes idiomas.

Miles de neoyorquinos y turistas de todo el mundo anotaron sus deseos para el año nuevo en retales de confeti que se lanzaron desde la plaza de Times Square durante la celebración de Nochevieja.

El ‘Muro de los deseos’ se instaló el 1 de diciembre y permaneció abierto hasta el 31, para que todos los mensajes se almacenarán y pasarán a formar parte de la lluvia de confeti que se lanzó al aire en Nochevieja durante el espectáculo de bienvenida al nuevo año, que se celebra en la emblemática plaza desde 1904.

De acuerdo con la organización Times Square Alliance, encargada del evento y de los preparativos para la noche del 31 de diciembre, el confeti se arrojó después del tradicional descenso de la famosa bola de 2.688 cristales -icono de la víspera del Año Nuevo en Nueva York- como parte del acto culminante de una fiesta que duró 6 horas.

Esta lluvia de deseos se unió por tercer año consecutivo a la multitudinaria celebración, caracterizada por diversos espectáculos de iluminación y pirotecnia, así como actuaciones musicales de artistas como Mariah Carey, Camila Cabello o Nick Jonas.

En este famoso muro se encontraron emotivos mensajes personales, frases inspiradoras y buenos propósitos en diferentes idiomas, lo que demostró que aún hay muchas personas que ven en este tipo de rituales simbólicos una forma de atraer la buena suerte.

“Pedí que al fin mi padre consiga el trasplante de corazón que lleva tiempo esperando”, explicó una ciudadana colombiana que se identificó como Ana María, acompañada de su marido Enrique, quien pidió que le vaya bien a su nuevo negocio.

Los voluntarios de la Times Square Alliance se turnaron para custodiar el ‘Muro de los deseos’. Muchos curiosos se acercaron a leer algunos de los mensajes que permanecen expuestos, la mayoría de los cuales pedían salud y amor, aunque más de uno también ansía ganar la “lotería”.

Image
EFE