Escuchar este artículo

ONU protege valle con 140 especies de aves

Lunes, 2 de Julio de 2018
El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha inscrito en la lista de este organismo 19 nuevos sitios protegidos.

El valle de Tehuacán-Cuicatlán, enclavado en los Estados mexicanos de Puebla y Oaxaca y refugio de más de 140 especies de aves, fue declarado Patrimonio de la Humanidad, anunció este lunes la Unesco.

El Comité del Patrimonio Mundial de la Unesco ha inscrito en la lista de este organismo 19 nuevos sitios protegidos.

“Estamos muy contentos y orgullosos por México”, celebró Susana Franco, consejera encargada de asuntos culturales de la delegación mexicana ante la Unesco y representante de la Secretaria de Relaciones Exteriores, presente en Baréin, donde se reúne hasta mañana el comité.

Este valle, que abarca 145.255 hectáreas, resguarda tanto un patrimonio cultural como natural. Es hábitat de especies únicas, entre ellas los bosques de cactáceas columnares de gran tamaño y ejemplares de fauna silvestre amenazada como el águila real.

“Protege alrededor de 141 especies de aves, entre las que destacan los colibríes, considerados como importantes polinizadores para algunos cactus, Y resguarda el 10 por ciento de las 30.000 especies de plantas vasculares descritas para México”, señaló la secretaría mexicana de Medio Ambiente (Semarnat) al promover la declaratoria de este sitio.

En cuanto a su riqueza cultural, este valle alberga vestigios que remontan al origen de la agricultura y la transición de las sociedades de cazadores-recolectores a las sociedades neolíticas sedentarias, entre ellas, pinturas rupestres, cementerios, montículos, construcciones y ciudadelas. “Estamos muy contentos y orgullosos por México”, celebró Susana Franco, consejera encargada de asuntos culturales de la delegación mexicana ante la Unesco y representante de la Secretaria de Relaciones Exteriores, presente en Baréin, donde se reúne hasta mañana el comité.

Este valle, que abarca 145.255 hectáreas, resguarda tanto un patrimonio cultural como natural. Es hábitat de especies únicas, entre ellas los bosques de cactáceas columnares de gran tamaño y ejemplares de fauna silvestre amenazada como el águila real.

“Protege alrededor de 141 especies de aves, entre las que destacan los colibríes, considerados como importantes polinizadores para algunos cactus, Y resguarda el 10 por ciento de las 30.000 especies de plantas vasculares descritas para México”, señaló la secretaría mexicana de Medio Ambiente (Semarnat) al promover la declaratoria de este sitio.

En cuanto a su riqueza cultural, este valle alberga vestigios que remontan al origen de la agricultura y la transición de las sociedades de cazadores-recolectores a las sociedades neolíticas sedentarias, entre ellas, pinturas rupestres, cementerios, montículos, construcciones y ciudadelas.

Image
AFP
AFP