Escuchar este artículo

Soldados sirios se reúnen con familiares que huyen de Guta Oriental

Viernes, 16 de Marzo de 2018
Después de tantos años, el encuentro con sus seres amados es una realidad.

Llorando, el soldado sirio Ayman al Jatib se lanza a los pies de un hombre de unos 50 años cubierto de polvo. Acaba de reunirse con su padre, tras siete años de separación, en medio de una multitud que huye de un sector rebelde de Guta Oriental.

"Nuestra separación se eternizó, vuelvo a vivir al verlo", se conmueve Zarariya, el padre, agarrando la mano de su hijo que volvió a encontrar cerca de Hosh Nasri, al noreste de Damasco.

El viernes, centenares de familias llegaron a este sector, conquistado recientemente por el régimen sirio, huyendo de los bombardeos y los combates en las zonas que aún están en manos de los rebeldes en Guta oriental.

"Estaba en contacto con mi familia, sabía que saldrían hoy (viernes)", dice Ayman de 25 años.

El joven fue llamado en 2011 para hacer el servicio militar, obligatorio en Siria, y desde entonces no dejó las armas. Cuando los rebeldes tomaron el control de Guta oriental un año más tarde no pudo ver más a su familia.

"Estoy como un hombre sediento en medio del desierto que acaba de encontrar agua", continúa limpiando el rostro de su padre cubierto de polvo.

Emocionado, posa el fusil y abraza a uno de sus tres sobrinos, que ve por primera vez.

La familia espera la llegada de un autobús que debe transportarlos hacia un albergue montado a las apuradas por las autoridades de Damasco para acoger a los desplazados de Guta.

Image
AFP
AFP