Escuchar este artículo

Tras un siglo de prohibición, Canadá legaliza la marihuana

Miércoles, 17 de Octubre de 2018
Aunque el cannabis ahora es legal, fumar a menos de 9 metros de un comercio está prohibido.

Tras casi un siglo de prohibición, Canadá se convirtió el miércoles en el segundo país del mundo, después de Uruguay, en legalizar la marihuana recreativa, una reforma histórica esperada con ansias tanto por los consumidores de esa droga como por los mercados.

Poco después de la medianoche del miércoles en Saint-Jean-de-Terre-Neuve (este), decenas de personas desafiaron el frío y esperaron durante horas para comprar los primeros gramos de cannabis "legal" en una tienda abierta solo por unos minutos para marcar la ocasión.

Ian Power llegó en la noche para "hacer historia".

"Ha sido mi sueño ser la primera personas en comprar el primer gramo legal de cannabis en Canadá, y acá estoy finalmente", declaró a periodistas en el lugar. "Estoy tan emocionado, no puedo dejar de sonreír", dijo.

Tres años después de su elección, el gobierno liberal de Justin Trudeau materializó una de sus promesas de campaña y Canadá se convirtió en el primer país del G20 en legalizar la marihuana recreativa. Ya Uruguay lo hizo en 2013.

La entrada en vigor de esta medida será escrutada tanto por los canadienses, que acudirán a las urnas dentro de un año para unas legislativas inciertas, como por los países aliados de Ottawa que ya han autorizado el uso terapéutico de la droga.

En una de las principales avenidas de Montreal, una decena de clientes, algunos de ellos esperando desde la noche, hacían fila en la acera al romper la mañana. Con sillas portátiles, varios mataban el tiempo fumando un porro.

Aunque el cannabis es legal desde la medianoche, fumar (la droga o tabaco) a menos de 9 metros de un comercio está prohibido.

"Cuando trabajaba, era profesor y debía estar serio; ahora amo la vida", dijo Denis, sonrisa en los labios, a los numerosos periodistas presentes.

En cambio, en Manitoba (centro) y Alberta (oeste) decidieron que la industria quedara en manos privadas y un puñado de puntos de venta abrirán allí el miércoles.

El gobierno permitió a cada provincia organizar el comercio de la hierba, por lo que hay distintos modelos en todo el país para un mercado valorado en unos 4.600 millones de dólares por año.

En los últimos días, la oposición conservadora ha multiplicado sus ataques contra la medida, la que considera precipitada y que conlleva riesgos para la seguridad y la salud pública.

"Hace al menos dos años que trabajamos con los diferentes gobiernos", respondió el martes Trudeau, repitiendo que la legalización permitirá restringir el acceso de menores a esta droga y "sacar dinero de los bolsillos de las organizaciones criminales".

Su gobierno podría anunciar desde este miércoles un proyecto para amnistiar, caso por caso, las penas por posesión de pequeñas cantidades de cannabis sentenciadas poco antes de la legalización, según los medios.

Image
AFP
AFP