Escuchar este artículo

Trump acusa a exabogado de perjurio

Viernes, 1 de Marzo de 2019
Cohen dijo que el presidente es un “racista”, un “estafador” y un “tramposo”.

Donald Trump acusó el viernes a Michael Cohen de mentir al Congreso y cometer “perjurio a una escala jamás vista”, al recordar que hace unos meses su exabogado preparaba un libro sumamente elogioso sobre el presidente estadounidense que nunca fue publicado.

En una histórica audiencia legislativa el miércoles en la que dijo que Trump es un “racista”, un “estafador” y un “tramposo”, Cohen confirmó que intentó vender la idea de un libro sobre la presidencia de Trump.

No dio fechas, y el libro nunca fue publicado. 

El sitio web de noticias Daily Beast, que habló de ese proyecto en mayo pasado, había indicado que la editorial conservadora elegida, Center Street, se había retractado tras el allanamiento de la oficina y la casa de Cohen por parte del FBI en abril.

El abogado de Michael Cohen, Lanny Davis, confirmó el viernes que su cliente había recibido “un adelanto sustancial” a comienzos de 2018 para su proyecto, antes de renunciar a él, y acusó a su vez a Donald Trump de “mentir nuevamente”.

Cuando Cohen habría propuesto el libro a la editorial aún era muy cercano a Trump. 

Se posicionaba como un experto en su presidencia y el libro sería posiblemente halagador para el ocupante de la Casa Blanca.

El mandatario insinuó el viernes en una serie de tuits que vio al menos una parte del manuscrito y que era “una carta de amor a Trump”, sometida según él “hace poco” a editores.

“El Congreso debe exigir la transcripción del nuevo libro de Michael Cohen”, escribió Trump. 

“Les dará vuelta la cabeza cuando vean las mentiras, las falsedades y las contradicciones con su testimonio”. “Como si se tratase de otra persona. íEstá totalmente desacreditado!”.

El hijo mayor del presidente, Donald Junior, también subrayó en un tuit que Cohen “propuso un libro diciendo que Trump no es un mentiroso”, repleto de “alabanzas” hacia su padre.

Interrogado por varios representantes republicanos, Cohen, que debe comenzar a purgar su sentencia de tres años de cárcel el 6 de mayo, aseguró el miércoles que no tenía “actualmente” ningún proyecto de libro en curso.

Pero confirmó que “muchos” se le acercaron para que diera su versión del gobierno, entre ellas personas del mundo del cine y la televisión.

Una representante republicana preguntó al exabogado, hoy desempleado, si pensaba escribir un libro en el futuro. “Sí”, respondió Cohen.

No sería algo inédito: John Dean, el ex abogado de Richard Nixon que testificó en su contra durante el escándalo Watergate, escribió luego varios libros. 

Implicaciones legales

Otros medios también coin ciden en señalar que lo dicho por Cohen podría tener en términos estrictamente legales para Trump, pero hay algunos elementos que ciertamente podrían suscitarle inquietud.

Uno es la afirmación de Cohen de que Trump infló falsamente el valor de su patrimonio para tratar de hacerse de un crédito multimillonario del Deutsche Bank, y que en paralelo decrecía el valor de sus riquezas para reducir su carga fiscal. Si se investigase eso a fondo Trump podría estar en nuevos problemas.

Otro caso son los pagos, al parecer reembolsos, que Trump, ya siendo presidente, hizo en varios cheques a Cohen para devolverle el dinero que él pagó a Stormy Daniels para silenciar la historia de sus relaciones sexuales con ella. 

Al haberse dado esos pagos, incluso con cheques firmados directamente por Trump como se mostró en la comparecencia, se redobla la sospecha y las posibles acusaciones de que él participó en la vulneración de las normas de financiamiento de campañas, en el entendido de que el silencio comprado a Daniels benefició sus aspiraciones presidenciales en un momento crítico previo a las elecciones de noviembre de 2016. 

Caja de Pandora

Para importantes medios periódisticos de Estados Unidos, que se califique a un presidente ante el Congreso y en público, por una persona que fue parte de su entorno más cercano, de ser racista, un estafador y un tramposo que miente de modo continuo y no tiene más principios que su propio beneficio, es ciertamente inusitado, se dé o no credibilidad a lo dicho por Cohen. 

Eso es una señal de que, presumiblemente, se ha abierto la caja de Pandora. Pero, más allá de si el testimonio de Cohen tiene o no implicaciones legales directas en el futuro de Trump, lo que es indudable es que tendrán un peso sustantivo en la disputa política, en la opinión pública y en la actividad con miras a las elecciones presidenciales de 2020.

Y allí es donde Trump puede sufrir una severa merma: nunca se había dado, quizá ni siquiera en las audiencias de John Dean ante el Congreso en 1974 que sacudieron la presidencia de Richard Nixon en el escándalo Watergate, una embestida contra el carácter, la conducta y la moralidad de un presidente en funciones en una audiencia legislativa como se ha dado en este caso de Cohen.

Image
AFP
AFP