Escuchar este artículo

Charles Castro, el campeón rojinegro que ahora preside en Uruguay

Miércoles, 28 de Julio de 2021
Charles Castro conversó con La Opinión sobre su nueva faceta como presidente, confesó su deseo por traer a su equipo al General Santander y recordó su glorioso paso por el Cúcuta Deportivo.

El romance Cúcuta Deportivo-uruguayos se ha conservado en toda la historia de la institución rojinegra. Desde campeones del mundo como Schubert Gambeta y Eusebio Tejada, así como el máximo goleador del equipo, José Omar Verdún, han llegado desde aquel pequeño país exportador de grandes jugadores a darle alegrías al motilón.

Decenas de técnicos, entre los que brilló Sergio ‘Bocha’ Santín con el campeonato de ascenso de 1996, dirigieron al fronterizo que hoy es ausente en el fútbol profesional. 

En medio de los grandes charrúas que pisaron estas tierras, sobresale el volante Charles Castro, campeón del único título de primera división (2006-II) y titular en las dos ediciones de Copa Libertadores (2007 y 2008). 

Cúcuta Deportivo 2006.

Su paso por casi cuatro años, lo convirtieron un ídolo que hasta fue portador de la cintilla de capitán. 
Retirado del profesionalismo desde 2012, el ‘Chuly’ jugó hasta 2018 en la Organización de Fútbol del Interior de Uruguay, pasando por tres instituciones para luego iniciar su preparación como director técnico que aún lleva en proceso para conseguir licencias que le den el aval para llegar al dirigir.

Ahora, el volante que lució el dorsal 6 en la mejor época del rojinegro, asumió un nuevo reto: presidir un equipo. Al igual que Leandro Castellanos con el Pamplona FC, Charles Castro es el presidente del Deportivo Colonia, un elenco de tercera división uruguaya. 

Desaparecido en 2006, el Deportivo del departamento de Colonia, regresa tras un proceso de recuperación que lideró el volante junto a un grupo de amigos, cancelado una cantidad de deudas que tenía el pequeño equipo que fue creado en 1999 y alcanzó a jugar cuatro temporadas en primera división. 

 La Opinión conversó con Castro quien contó su nuevo  reto y recordó su paso por el Cúcuta Deportivo, con el que jugó más de 100 partidos.

Charles, ¿cómo llega asumir esta nueva faceta?

Tengo un sentido de pertenencia por el equipo en el que jugué por tres años. Con un grupo de amigos quisimos levantarlo y decidieron que yo fuera el presidente. Es algo completamente nuevo para mí y de a poco trato de juntarme con gente que sabe del tema. 

¿Lo imaginaba después del retiro? ¿Qué vino después?

En este momento estoy terminando las licencias como entrenador acá en Uruguay, que es una carrera larga con cuatro licencias que te permiten estar habilitado y dirigir profesionalmente.

Surgió este tema de Colonia y estoy disfrutando lo que me toque. Toca aprender pero veremos donde me va llevando, hay que estar habilitado en todo. 

Como presidente, ¿Qué objetivos trazó con el Deportivo Colonia? ¿Apostarle al ascenso a segunda?

El primer objetivo era poder jugar, dejar el equipo habilitado en el tema de deudas y  que quedara en cero; por suerte se pudo llegar a todo eso y estamos cumpliendo. 

El fin de semana inicia la competencia y todos los equipos queremos ganar, veremos hasta donde podemos llegar. De cualquier manera, este año ya estamos bien entrando en competencia. 

El año pasado lo vimos en Barranquilla con la delegación de Plaza Colonia en el partido que tuvieron ante Junior por Sudamericana. ¿Estaba conociendo el proceso dirigencial?

Somos amigos con los directivos, somos del mismo departamento. Los gerenciadores y el cuerpo técnico también y al ser Junior en Colombia, me invitaron. No dude en ir. La verdad era volver al estadio donde tuvimos grandes encuentros con Cúcuta. 

La historia de Colonia tiene similitudes con la del Cúcuta Deportivo: usted, siendo un referente y querido por la hinchada, ¿cómo ve la situación?

Cuando pasó todo fue una sorpresa grande, una tristeza enorme. Vivir todo lo que vivimos en la ciudad, con el equipo, lo que vivimos a nivel internacional  y ahora  estar sin jugar fue un golpe grande. 

Pero veo que se está rodeado de buena gente. Tengo excompañeros con los que hablamos diariamente y creo que todo va a salir bien. Habrá que demorar un poco, pero a la larga, haciendo las cosas bien, con buena gente, llegaremos a un buen destino. 

Hay un grupo de jugadores que mantienen el equipo en lo deportivo, liderados por Braynner García con el que usted compartió cancha…

Me gustaría tener un partido entre Deportivo Colonia y Cúcuta Deportivo en el General Santander. Es difícil para este semestre pero el año entrante veremos si nos podemos juntar. Con Braynner nos hablamos, estamos en contacto, cambiamos ideas. Si podemos hacer un ida y vuelta me gustaría ir a disfrutar una estadía, un encuentro de amistad en el que podamos hacer alianza.  

Preparándose como entrenador y en aprendizaje como directivo, ¿vendría de nuevo a aportarle al Cúcuta Deportivo?

La verdad, el regreso a Cúcuta siempre está. Donde uno pueda aportar tiene que ser agradecido con la ciudad, afición y equipo. Siempre estaremos pendientes del lugar en el que pueda ayudar. 

Charles Castro en Copa Libertadores.

Veremos que pasará con el tiempo, pero como te decía, siempre estamos a la orden de lo que se pueda hacer. 

¿Para Charles Castro qué representa el Cúcuta Deportivo?

Para mí todo. Fue el lugar donde vivimos todo lo que vivimos, fue disparate, fue una locura. Estuve desde el 2006 hasta casi 2010. Jugamos dos Copas Libertadores, ganamos un título.

La prueba de lo grande que fue está en el 20 de diciembre de 2016, el día de la celebración de los 10 años del título. ¡Parecía un día de Copa Libertadores! 

Cúcuta Deportivo 2016

En lo personal y para mi familia, fue una institución que me llevó a vivir cosas enormes. 

¿Qué dejó el rojinegro en su carrera?

Como jugador, más allá que tenía un camino largo, fue la frutilla de mi carrera. Fue decir, llegué, logré jugar en el exterior, pude jugar Copa y alcanzar semifinales, fue coronar una carrera. 

¿El recuerdo más marcado?

Me quedo con el día a día de la ciudad. Tuve puntos altos, las dos Libertadores, la estrella, el trato de la gente.

Recuerdo que tuvimos que cerrar un día el estadio, en un entrenamiento, porque había más gente que los días de partidos. Fue algo muy grande. 

La hinchada recuerda su gol en 5-1 ante Toluca por la Copa de 2007. ¿Cuándo ve el video de esa noche mágica que le transmite?

Eso quedó para mi historia personal. Siempre que veo el video, pasa el tiempo y pareciera que fuera hoy, fue un día muy especial. No fue fácil esa victoria, tuvimos un gran partido. 

Ese día quedó guardado en mi memoria, fue mi único tanto con el Cúcuta. Me acuerdo que ese año tenía a Dumar Rueda y cambió un poco la función mía, podía pisar el área más seguido. 

Con Dumar ustedes tenían un estilo muy formal, muy señorial, poco habitual en su gremio…

Éramos los dos enchapados a la antigua (risas). Justo teníamos ese parecido en ese tema.  

¿Ser capitán del rojinegro tiene un valor distinto?

Charles Castro, capitán.

Es muy importante. Ser referente en el Cúcuta, con todo lo que significa, la hinchada, todo lo que se vivió. Pude sumar y fue algo muy importante para mí. 

Le voy a mencionar los técnicos que tuvo y usted me comparte una opinión: 


Jorge Luis Pinto:
Charles Castro y Jorge Luis Pinto.

El mejor técnico que tuve en mi carrera. La verdad es un referente para lo que puede venir de mi faceta como entrenador

Jorge Luis Bernal:

Jorge Luis Bernal-Charles Castro
La mejor Copa Libertadores que jugué la viví con él. 

Pedro Sarmiento:

Pedro Sarmiento y Charles Castro

Nos hablamos seguido. Vivimos una buena Copa Libertadores en 2008. Fue buenísima.

Aníbal ‘Maño’ Ruíz

Charles Castro y el Maño Ruíz.

Lo tuve poco, fue un pasaje rápido. Pero me queda la enseñanza con todo el camino que recorrió él. 

 

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Gustavo Contreras
Gustavo Contreras