Escuchar este artículo

Concejal de Ocaña, a responder por acto sexual y violencia intrafamiliar

Miércoles, 23 de Junio de 2021
Deiby Arias fue capturado por el CTI de la Fiscalía.

Los líos judiciales que afronta el concejal de Ocaña Deiby Arias, señalado de golpear a su pareja la noche del 7 de mayo, en medio de un ataque de celos, llevaron a que un juez decidiera que debe ir a la cárcel para responder por los delitos de acto sexual violento agravado y violencia intrafamiliar agravada.

El fin de semana, miembros del Cuerpo Técnico de Investigación (CTI) de la Fiscalía, arribaron a Ocaña desde Bogotá y detuvieron a Arias, luego de tener una orden de captura en su contra, tras la denuncia que interpuso Johana Espejo, su expareja, a quien agredió con insultos y brutales golpes.

Luego de cumplirse virtualmente las audiencias de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, el juez decidió que Deiby Arias debe afrontar el proceso judicial desde la cárcel, pero según se conoció, la defensa apeló esta decisión, por lo que se espera una segunda audiencia para conocer si el Juzgado ratifica dicha medida, o por el contrario, el abogado logra el beneficio de casa por cárcel para su cliente.

Por ahora, Arias permanecerá recluido en los calabozos del CTI en Ocaña, mientras avanza la diligencia judicial y se conoce la decisión.

El hecho

Según la víctima, todo se inició cuando ella decidió ir a compartir una tarde de asado con sus compañeros de trabajo, personas que el concejal conoce por su cercanía laboral.

En el transcurso del día, los mensajes a través de WhatsApp fueron agresivos por parte de Arias, asegurando que la mujer estaba en compañía de otro hombre.

Aunque Espejo le pidió constantemente que fuera al lugar donde él sabía que estaba y compartiera la cena, para después irse a su apartamento, él no arribó al sitio.

Finalmente, la mujer decidió irse para el apartamento y al llegar no encontró a su pareja, por lo que se acostó a dormir.

Minutos después, aseguró ella, empezó la pesadilla que hoy la mantiene alejada del hombre con el que compartió más de 3 años de relación.

“Llegó tomado y gritando que yo estaba con otro hombre y ahí fue cuando me pegó el primer puño en la cara. Me golpeaba las piernas, también me intentó asfixiar varias veces, muy fuerte”, recordó la violentada mujer, en el momento del hecho.

Ante esa situación, el Comité de ética del Partido de la U, en el que militaba el detenido, lo suspendió, mientras que el presidente del Concejo, Ciro Sánchez Pinzón, deberá esperar que esté en firme la medida de aseguramiento para solicitar a la Registraduría el certificado del segundo en la lista de esa colectividad, que corresponde a Lina Marún Claro, para suplir la vacancia transitoria.

Mientras tanto, Johana Espejo espera que avancen las investigaciones y sea aceptada la demanda por intento de feminicidio agravado para sentar un precedente en esta zona del país.

 “Voy hasta el final, para que se haga justicia y no se vuelvan a repetir actos de esa naturaleza. El proceso será largo, pero servirá como lección a los hombres dedicados a maltratar a las mujeres. Al género femenino lo invito a que denuncie esas violaciones antes de que sea demasiado tarde”, insistió la mujer.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión