Escuchar este artículo

Drogaron, robaron y amarraron a un taxista en Villa del Rosario     

La ‘mancha amarilla’ de Cúcuta sigue en la mira de la delincuencia.

El miedo se vuelve hacer fuerte en el gremio de los taxistas de Cúcuta. Aunque cerca de 2.500 conductores tienen botones de pánico para alertar cuando están siendo víctimas de la delincuencia, los atracadores siguen ingeniándoselas para hacer de las suyas en contra de los integrantes de la ‘mancha amarilla’.


Entérese:Cayeron ‘Los Masivos’ del microtráfico en Atalaya


En la última semana se ha conocido que cuatro taxistas cayeron en las garras de los delincuentes, siendo atracados y hasta heridos a puñaladas, dejando entrever que a pesar de las diferentes medidas que han implementado la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) y  la Secretaría de Seguridad Ciudadana Municipal, los sucesos delictivos no se detienen.

En la última semana se ha conocido que cuatro taxistas cayeron en las garras de los delincuentes, siendo atracados y hasta heridos a puñaladas, dejando entrever que a pesar de las diferentes medidas que han implementado la Policía Metropolitana de Cúcuta (Mecuc) y  la Secretaría de Seguridad Ciudadana Municipal, los sucesos delictivos no se detienen.

Precisamente, Juan Carlos Bastos, presidente del gremio de taxistas de Cúcuta, indicó que en lo corrido de noviembre han robado a ocho conductores.

El hecho más reciente se dio el martes, cuando a un taxista le hurtaron cerca de $600 mil del producido de varios días de trabajo y los delincuentes lo dejaron amarrado y drogado dentro de su vehículo en una calle solitaria del barrio Morichal, de Villa del Rosario.

Lo buscaron por ‘cielo y tierra’

La tarde del martes, una pareja, según se conoció, le pidió al taxista que la llevara hasta Los Patios y luego hacía el barrio Los Caobos. El conductor aceptó prestar su servicio porque el hombre y la mujer no le parecieron sospechosos.

Los atracadores abordaron al chofer en la calle 3 con avenida 10A, del barrio Carora, según se conoció. Sin embargo, a las 3:50 de la tarde, cuando se movilizaban por la vía antigua Boconó, la víctima le escribió por WhatsApp a un compañero, que creía que estaba en peligro.

Los mensajes repetidos y que de un momento a otro el taxista dejó de comunicarse con su compañero, encendieron las alarmas en la ‘mancha amarilla’ y rápidamente varios conductores y policías iniciaron la búsqueda de ese vehículo por toda la ciudad y su área metropolitana.

Los integrantes de la ‘mancha amarilla’ se daban instrucciones y se reportaban a través de los radios de comunicación y por grupos de WhatsApp, mientras recorrían los diferentes sectores por dónde creían que podía estar su compañero.

“Nosotros desplegamos un ‘Plan Candado’, junto con la Policía de Cúcuta, para encontrar el taxi y al conductor, hasta que lo hayamos en Morichal, cerca de Juan Frío, en Villa del Rosario. Él estaba amarrado de pies y manos y drogado”, indicó Bastos.

El vehículo fue encontrado a las 8:30 de la noche por unos taxistas que recorrían ese barrio de Villa del Rosario, quienes al confirmar que la placa del automotor era la misma del carro perdido, se acercaron.


Lea: ‘Javi’ pasó de las canchas de fútbol a la cárcel


Al mirar por una de las ventanas vieron a una persona sentada en el asiento trasero inmóvil, por lo que alertaron de que se trataba del taxista desaparecido.

Cuando la Policía llegó a ese lugar, iniciaron los protocolos de seguridad para descartar que tuviera algún explosivo, pero a medida que los minutos pasaban, los taxistas y familiares se desesperaban, por eso decidieron romper el vidrio de una de las ventanas traseras para sacar al chofer, encontrando a la víctima amarrada y drogada.

Y es que, según un familiar de la víctima, al taxista le pasaron un pañuelo con escopolamina por la cara, dejándolo indefenso, al punto que no supo qué fue lo que pasó ni cómo llegó a ese sitio.

Así actúan los delincuentes

Bastos indicó que  los delincuentes se hacen pasar por pasajeros para montarse en los vehículos y luego robarles a los taxistas sus objetos de valor y el dinero del producido.   

La pareja de atracadores habrían hurtado ya a un taxista y a un conductor de la plataforma Indriver, señaló el dirigente gremial.

Javier Caballero, gerente de CootransCúcuta, le pidió a las autoridades que haga mayores controles para que capturen a los delincuentes.

El coronel Juan Carlos Ramírez, comandante de la Policía Metropolitana de Cúcuta, no se refirió al tema, pese a varias llamadas y mensajes por WhatsApp.

Cabe recordar que durante este año, la ‘mancha amarilla’ también fue víctima de la disidencia del Frente 33 de las Farc, que les exigió a las empresas el pago de extorsiones y como no accedieron quemaron varios taxis, generando terror entre los dueños de los carros y lo choferes.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión
Jueves, 24 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Temas del día