Escuchar este artículo

Hombres armados impusieron el terror en ‘Los Mangos’ de La Parada

Viernes, 25 de Junio de 2021
Yerman Antonio Aparicio fue atacado a bala y a puñaladas.

El temor y el respeto que le tiene Yerman Antonio Aparicio a las trochas que comunican a La Parada con San Antonio en Venezuela, no fueron suficientes para evitar ser víctima de un ataque a bala la mañana de ayer, en la entrada de la trocha Los Mangos, de La Parada (Villa del Rosario).

Aunque Aparicio se rebusca su sustento diario trabajando como maletero en algunas ocasiones, según sus familiares, él se abstiene de pasar las trochas, por “el peligro y todas las cosas que se conocen allá”.

Sin embargo, ayer, decidió ir a buscar la oportunidad de pasar algunas personas que llevan mercancías de contrabando hacia el vecino país, para ganar dinero y con eso pagar el arriendo de la vivienda en la que vive con su pareja y su hijo de 1 año, en Villa del Rosario.

“A él casi no le gusta ir allá a las trochas, porque dice que es muy peligroso, solo va cuando realmente no tenemos dinero para solventar los gastos. También se rebusca trabajando en construcción”, dijo una familiar de la víctima.

Los pistoleros

Según se conoció, cuando Aparicio estaba junto con otras personas, que diariamente buscan la manera de pasar por las trochas ilegales para ir y venir a Venezuela, un grupo de al menos cinco hombres armados llegó hasta donde ellos estaban y empezaron a preguntar por un hombre, seguidamente empezaron a disparar contra todos.

“Preguntaron por un señor que no era Yerman y luego empezaron a disparar, por lo que todas las personas que estaban ahí salieron a correr, pero a él lo alcanzaron”, explicó un testigo del hecho.

La víctima recibió dos impactos de bala en la cabeza y en la pierna derecha. Además, también fue atacada con dos puñaladas alrededor del ojo derecho.

Aparicio cayó herido en la entrada de la trocha Los Mangos y allí fue trasladado en un taxi al hospital Jorge Cristo Sahium, de Villa del Rosario, siendo remitido al Hospital Universitario Erasmo Meoz, en Cúcuta, donde es atendido.

Los familiares aseguraron que desconocen de problemas o amenazas en su contra, por lo que les pidieron a las autoridades que se avancen en las investigaciones para que se esclarezca el hecho.

Por ahora, esperan que Aparicio se recupere en el centro médico y pueda regresar a su hogar.

“Él no es un hombre malo, en Villa del Rosario lo conocen como trabajador y espero que todo se pueda aclarar”, dijo la familiar.

La muerte de ‘El Mocho’

Con el ataque a Yerman Aparicio ya son dos hechos violentos que se presentan en La Parada. La tarde del miércoles, en la trocha La Playita, se dio el asesinato de un hombre conocido como El Mocho, a quien le propinaron cinco impactos de bala.

Según se conoció, el homicida salió de la zona boscosa que rodea este paso informal y de inmediato le disparó a la víctima, luego huyó hacia el territorio venezolano.

En la escena del crimen, los investigadores recolectaron dos vainillas y dos cartuchos calibre 9 milímetros, que serán analizados y sometidos a estudios de balística para avanzar en las pesquisas.

Aunque hasta el momento no se tiene claridad en los móviles del homicidio, se presume que sea producto de la disputa por el control territorial que mantienen los grupos armados ilegales en esta zona de frontera.

¿Y las autoridades?

A pesar de que La Parada es un sector de alta complejidad en Villa del Rosario, las estrategias de seguridad y las acciones por parte de la Policía parecen nulas en esta zona de frontera.

Precisamente, justo frente al lugar donde ayer cayó gravemente herido Yerman Aparicio, hay dos cámaras de seguridad de la Policía, pero los uniformados no pudieron hacer nada ni para evitar el ataque a bala ni para capturar a los responsables.

Los habitantes de La Parada, han tenido que acostumbrarse a vivir entre el miedo y los constantes homicidios que se generan en esta zona del municipio histórico.

Los dos recientes hechos se han presentado en dos puntos de esta población donde se mantiene un fuerte dispositivo de seguridad. ¿Qué estará pasando, que ni la Policía ha querido hablar de lo sucedido?

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión