Escuchar este artículo

Alta tasa de contagios de COVID-19 en provincia de Ocaña, UCI al 100% de ocupación

Martes, 29 de Junio de 2021
El personal médico ha sentido las repercusiones de la pandemia debido al cansancio y estrés laboral.

La indisciplina ciudadana y la demora en la adopción de medidas contundentes desata una ola agresiva del coronavirus en el municipio de Ocaña.

La Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Emiro Quintero Cañizares se encuentra al ciento por ciento y la alerta roja está vigente para mitigar la curva ascendente de los últimos días. 

Las escalofriantes cifras superan la barrera de las 205 personas muertas y se acerca a los 6 mil casos positivos de acuerdo con los reportes del Instituto Nacional de Salud (INS).  

Los médicos no dan abasto ante la proliferación de pacientes procedentes de los municipios de la provincia de Ocaña y entregan recomendaciones para bajar la velocidad de contagio y la letalidad en región.

El especialista del centro asistencial, Héctor Eduardo Quintero Navarro, afirma que el personal ha sentido las repercusiones de la pandemia debido al cansancio y estrés laboral por los contagios. Además, médicos, enfermeras, fisioterapeutas presentan síntomas de la enfermedad. “Es preocupante, extensos horarios de trabajo con gran impacto a nivel familiar de los profesionales de la salud”.

Desde el punto de vista logístico, el hospital ha implementado varias áreas, para el manejo exclusivo de pacientes con COVID-19. “Tenemos una urgencia respiratoria por donde ingresan todos los pacientes de manera transitoria, antes de pasar al piso de Cuidados Intermedios y posteriormente intensivos de unas 15 personas de los cuales 10 cuentan con todos los equipos de monitores y vigilancia estricta, los otros en camillas ya que fue necesaria la ampliación de esa manera”, reiteró el galeno.

En medicina interna se habilitaron 28 camas en el plan de expansión y todas se encuentran ocupadas con ventilación mecánica, mientras se remite a la UCI en otras regiones del país.

“El manejo convencional se está realizando con las guías internacionales, con protocolos claros. El aislamiento es importante, que salgan estrictamente a lo necesario a conseguir alimentos y efectuar jornadas de trabajo. Evitar salir, quedarnos en casa. Usar tapabocas, el lavado de manos, el distanciamiento, la asepsia de los lugares es fundamental. Que nos colaboren, no damos abasto, porque el personal médico ya no resiste más para atender tantos pacientes. Y lo más grave es que con el aumento de los casos no habrá lugar dónde hospitalizar a las personas infectadas”, puntualizó el médico.

El agente interventor de la Superintendencia Nacional de Salud, médico cirujano Yamil Roberto Blel Cervantes, ratificó la alerta roja en la red pública hospitalaria y entregó recomendaciones a la población para que siga los protocolos de bioseguridad. 

“Ocaña como referente de la provincia debe atender a los pacientes procedentes de los otros municipios y el centro asistencial se encuentra a tope en la ocupación de las camas en la UCI. El Comité Médico Científico avala la reconversión de las 28 camas de la sección de hospitalización para mitigar la situación, pero esa decisión se queda corta ante la magnitud del problema” indicó Blel.

Pidió encarecidamente la ayuda de la Gobernación para que aporte unos 12 ventiladores para facilitar la misión de los héroes de carne y hueso que se encuentran en la primera línea de atención.

Fue enfático al afirmar que Ocaña también hace parte del departamento Norte de Santander y se requiere el aporte urgente, porque no dan abasto para atender a las personas con afectaciones agudas respiratorias.

En los últimos días, la mayoría de pacientes proceden de la provincia de Ocaña, especialmente de Ábrego y considera que el compromiso de un gobernador es con toda la población. 

 “Desconozco las razones, afortunadamente somos autosostenibles para conjurar la situación. A Dios gracias hemos contado con el apoyo del director del Instituto Departamental de Salud, Carlos Martínez, con la transferencia de las vacunas para ejecutar sin contratiempo el Plan Nacional de Inmunización ordenado por el Ministerio”, precisó Blel.

Aseguró que la ocupación es total con el agravante que escasean medicamentos como relajantes musculares y anestésicos importados en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“En ese sitio se deshabilitaron 5 camas por falta de recursos humano e insumos necesarios. Solo quedaron 13 porque estamos en una emergencia”, agregó Blel.

En el afán de mitigar la velocidad de contagio se trabaja en la expansión del área para la atención de los pacientes con sintomatología COVID. “Se avanza en la instalación de unos puntos de gases arteriales en la Unidad Respiratoria y se requiere el apoyo de todos”. 

Por estar en alerta roja no se ofrecen los servicios de consulta externa y cirugías programadas, porque casi el 40 por ciento de la infraestructura está organizado para atender a pacientes afectados por el coronavirus.

El agente interventor hace un llamado para no bajar la guardia y adoptar todos los protocolos de bioseguridad, a las autoridades extremar los controles en sitios abiertos al público y a los habitantes el autocuidado.

En la actualidad se adelantan jornadas masivas de inmunización en el coliseo cubierto Argelino Duran Quintero donde se aplica la segunda dosis al grupo etario entre los 40 a 45 años. 

A raíz del crecimiento exponencial y la ocupación de camas que supera el ciento por ciento en la UCI, la Alcaldía de Ocaña decidió cerrar las puertas de todas las dependencias mientras se apacigua el riesgo del virus que presenta los picos más altos durante el mes de junio.

El secretario de Gobierno, Yuri Alfonso Carrascal Gómez indicó que en el interior del palacio municipal se han registrado varios casos de COVID-19 y se deben tomar los correctivos. “Esta semana todos los trámites se efectúan de manera virtual para prevenir el avance del coronavirus que circula en esta localidad con gran intensidad”. 

Los funcionarios públicos recuerdan con tristeza la muerte del inspector de obras de la oficina de Planeación municipal, Carlos Arturo Guerrero Jácome, por las secuelas del coronavirus.

Los Integrantes del Puesto de Mando Unificado (PMU)  proponen al Ministerio del Interior el cierre total de la ciudad para el próximo fin de semana con puente festivo. A pesar de la ley seca, muchas personas violan las disposiciones emanadas por el gobierno local y se busca endurecer las sanciones.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La indisciplina ciudadana y la demora en la adopción de medidas contundentes desata una ola agresiva del coronavirus en el municipio de Ocaña./ Cortesía/ La Opinión
Image
Javier Sarabia