Escuchar este artículo

Biblioteca comunal, escenario para restituir el tejido social en Ocaña

Sábado, 26 de Junio de 2021
En ese lugar se promueven jornadas de lectura, talleres de comprensión, la escritura, pintura, investigación y el fomento de la recreación y el deporte.

El Centro de Lectura, Escritura y Oralidad (Celeo) adscrito a la Facultad de Ciencias Administrativas y Económicas de la Universidad Francisco de Paula Santander (UFPS), seccional Ocaña, inauguró una biblioteca en el asentamiento humano Vista hermosa, ubicado al norte de la ciudad

La iniciativa tiene como objetivo impactar alrededor de 50 niños y adolescentes de esa comunidad en condición de vulnerabilidad, que no cuenta con los medios tecnológicos y los recursos para acceder a la conexión de internet y desarrollar sus actividades escolares en los actuales tiempos de crisis sanitaria.

La biblioteca quedó ubicada en la casa de la tesorera de la Junta de Acción Comunal, Mery Trillos, para que los estudiantes puedan hacer sus consultas, continuar proyectando el hábito de la lectura desde la primera infancia, y en este sentido, apoyarlos en la consecución de sus sueños para mejorar su calidad de vida.

La proyección con este trabajo de extensión es donar un espacio de literatura y libros con temas generales cada año a una población en condiciones socio demográficas desfavorables del municipio de Ocaña, según explicó Alix Yesenia Sánchez Rueda, profesional de Apoyo de Celeo.

La psicóloga Ana Karina Torrado Peñaranda, promueve jornadas para el empoderamiento de estos espacios y que los niños, jóvenes y mujeres disfruten de las actividades para el esparcimiento a través del arte, deporte y actos culturales. “Trabajamos con niños y mujeres para generar el efecto mariposa encaminado a embellecer el entorno. La idea es la reconstrucción del salón comunal que se encuentra en pésimo estado y ubicar allí la biblioteca, para facilitar la consulta de tareas e investigaciones entre la población estudiantil durante la pandemia”.

Image
el proyecto está enfocado hacia el análisis de las problemáticas y contextos para ocasionar espacios adecuados donde los niños puedan desarrollar su potencial. / Cortesía.


En la actualidad se adelanta la recolección de material como cemento y ladrillos, se programan bingos y solicitan donaciones por parte de las empresas para levantar las paredes de ese lugar, con el fin de edificar espacios y propiciar la convivencia pacífica a través de los libros, según indicó la directora ejecutiva de la Fundación ‘Casa Cielos’.

La abogada, Ana Cristina Manzano, del Centro de Lectura de la UFPS señaló que el proyecto está enfocado hacia el análisis de las problemáticas y contextos para ocasionar espacios adecuados donde los niños puedan desarrollar su potencial.

“No estaban preparados para afrontar la pandemia y atraviesan por una difícil situación en materia de comunicaciones y tecnologías, entonces surgió la idea de llevar el programa como instrumento esencial para desarrollar las tareas. Con el lema ‘Regalar un libro, es regalar un sueño’ logramos la recolección de 200 libros en las distintas áreas del conocimiento humano. El estante fue donado por el Canal Comunitario de TV San Jorge, el cual fue ubicado en la casa de la tesorera de la Junta de Acción Comunal, Mery Trillos”, agregó Manzano.

Image
El objetivo es llegar a otros sectores deprimidos del municipio de Ocaña y la zona del Catatumbo con el fin de orientar a niños y jóvenes hacia los distintos campos del conocimiento humano. / Cortesía.


“Son 250 familias de escasos recursos económicos, desplazados por la violencia a quienes se les ofrece la asesoría psicosocial”, precisó la profesional del derecho.

La fundación no recibe apoyo de carácter oficial y funciona con donaciones de las distintas empresas privadas para mejorar las condiciones de vida y el aprendizaje de la población vulnerable.

La maestra del Centro de Lectura de la UFPS, comunicadora social, Susana Álvarez Reyes resaltó la extensión cultural del alma máter a través de este tipo de programas para fortalecer la lectoescritura entre la población vulnerable. “La respuesta de la gente fue positiva y se logró la adecuación de la biblioteca para facilitar la consulta por parte de los niños y jóvenes del sector”.

El objetivo es llegar a otros sectores deprimidos del municipio de Ocaña y la zona del Catatumbo con el fin de orientar a niños y jóvenes hacia los distintos campos del conocimiento humano.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda