Escuchar este artículo

Es un hecho atroz del que nos avergonzamos, Timochenko sobre masacre de La Gabarra

Sábado, 10 de Julio de 2021
Los integrantes de la desaparecida guerrilla se reunieron en Cúcuta para avanzar en el proceso de esclarecimiento de este hecho ocurrido en junio de 2004.

La madrugada del 15 de junio de 2004, 34 personas que se dedicaban a raspar hoja de coca en el Catatumbo fueron asesinadas en la finca Río Chiquito, en el corregimiento La Gabarra (Tibú). Otros siete campesinos quedaron heridos.

Según los informes de las autoridades y de organizaciones como Naciones Unidas, entre los masacrados había dos menores de edad.

Todos fueron señalados de ser presuntos colaboradores de los paramilitares, el grupo con el que la entonces guerrilla de las Farc se disputaba a sangre y fuego el territorio. El sangriento hecho fue atribuido a esta última organización armada ilegal.

Diecisiete años después, ya sin los fusiles al hombro, los artífices de este doloroso episodio que ha marcado una de las épocas más violentas del Catatumbo avanzan, con el acompañamiento de la Comisión de la Verdad, en el proceso de esclarecimiento y reconocimiento de lo que allí ocurrió, con el fin de asumir públicamente su responsabilidad ante las familias de aquellos a quienes les arrebataron la vida.

Ayer, en una sesión a puerta cerrada, el exjefe máximo de las Farc y ahora líder del partido Comunes, Rodrigo Londoño Echeverri, Timochenko, se reunió en Cúcuta con exintegrantes del frente 33 de la desaparecida guerrilla que operó en Norte de Santander, para reconstruir el contexto de esta masacre.

Lo anterior, como una forma de “dar satisfacción a las víctimas, a la sociedad y satisfacernos también nosotros, frente al reconocimiento de un hecho que no tiene ninguna explicación, dentro del carácter de la lucha que veníamos librando en el Catatumbo en ese momento”, según manifestó el propio Timochenko.

“Hemos sido convocados por la Comisión de la Verdad para iniciar un diálogo que ha sido privado, no es público en el momento, esclareciendo uno de los hechos horrorosos que ocurrió en el Catatumbo, la masacre en Río Chiquito, ejecutada por gente nuestra. Hemos avanzado, hemos escuchado las inquietudes de las víctimas, sus preguntas, todo en aras de preparar un encuentro con ellas”, dijo.

El excomandante guerrillero admitió que el de La Gabarra fue un hecho atroz del que se avergüenzan como revolucionarios y por el cual esperan, en algún momento, resarcir el daño causado.

“Desde que firmamos la paz pusimos como columna vertebral la construcción de la verdad y ese hecho (la masacre) para nosotros es una mancha negra en el historial de nuestra lucha revolucionaria y la resistencia de nuestra gente al ataque paramilitar en la zona del Catatumbo”, sostuvo.

Londoño dijo que este proceso de esclarecimiento y reconocimiento debía terminar en La Gabarra en un encuentro con las familias de las víctimas de la masacre, pero debido a las condiciones de orden público en la zona, tuvo que ser suspendido, pero están definiendo en qué momento y lugar lo harán.

Image
La sesión de los exintegrantes del Frente 33 tuvo lugar a puerta cerrada./Foto cortesía para La Opinión

 

Aunque los exintegrantes del frente 33 de las Farc han sostenido en otras oportunidades encuentros con víctimas de sus acciones en el departamento, la masacre de los 34 campesinos de La Gabarra será uno de los primeros casos que la desaparecida guerrilla, encabezados por Timochenko, reconocerá públicamente y por el cual asumirán formalmente su responsabilidad.

“El propósito es hacer un acto público, porque la idea es que toda la sociedad conozca lo que allí sucedió, además del reconocimiento que estamos haciendo, y, en la medida de las posibilidades, dar reparación a las víctimas”, explicó.

‘Me siento frustrado’

Rodrigo Londoño se refirió igualmente a la situación actual de violencia en el Catatumbo, la región en la que permaneció durante sus últimos años en armas y que dice conocer muy de cerca.

“La verdad es que me siento frustrado. Desafortunadamente allí se está reflejando lo que se refleja en la mayoría del país: la falta de voluntad política de un gobierno que nunca creyó en la paz”, aseguró.

Con relación a las disidencias de las Farc que se han fortalecido en esa subregión de Norte de Santander, Timochenko consideró que lo que ocurre en la zona es un fenómeno que está incubado y que es fruto del ambiente y el entorno que se pensaba cambiar a partir del proceso de paz, como lo son los cultivos ilícitos.

Allí eso no se cumplió, a pesar de que muchas familias se comprometieron, pero el Gobierno no ha cumplido y lo que se ha es intensificado la situación”, planteó.

Durante el encuentro liderado por la Comisión de la Verdad también estuvo presente Pastor Alape, otro excomandante de la desaparecida guerrilla que ha venido trabajando en el proceso de reincorporación de los exintegrantes de esta organización armada al margen de la ley.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Lucy Araque
Lucy Araque

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda