Escuchar este artículo

Enfermedad inflamatoria intestinal: más de 40 mil colombianos la padecen

Jueves, 19 de Mayo de 2022
No hay una causa única identificada de la enfermedad inflamatoria intestinal. No suele ser mortal, pero es crónica.

En más de 50 países alrededor del mundo el 19 de mayo es una fecha importante. Las fachadas de los monumentos de distintos países se iluminan de púrpura, un color que representa la fortaleza de 10 millones de personas que padecen una Enfermedad Inflamatoria Intestinal en el mundo.


Apoya a La Opinión haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El Día Mundial de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal es una oportunidad para concientizar sobre la importancia del diagnóstico oportuno de estas condiciones e involucrar en la conversación a gobiernos, personal de salud y comunidad en general. Todo esto con el propósito de apoyar a los diez millones de pacientes que viven en su cotidianidad con una EII (Enfermedad Inflamatoria Intestinal).

El término EII es un concepto que agrupa dos enfermedades crónicas inflamatorias: colitis ulcerativa y enfermedad de Crohn. Ambas se manifiestan de forma gastrointestinal a través de dolor abdominal recurrente, pérdida de peso y diarrea crónica. Estudios han demostrado que la EII también causa problemas articulares, de tejidos blandos, cutáneos, hepáticos, entre otros. Aunque las enfermedades inflamatorias no suelen ser mortales, estas son limitantes y comprometen la vida del paciente. 

La enfermedad en Colombia

Una investigación publicada en 2020 documentó 42.647 casos de enfermedad inflamatoria intestinal en Colombia (entre 2012 y 2016). También se llegó a la conclusión de que se presentaron 86 casos por 100.000 habitantes y se estableció una prevalencia un poco mayor en las mujeres (58%).


Lea también: Simpatizantes de la campaña de Petro ingresaron a salones de la UFPS Ocaña e intimidaron a los estudiantes


Con relación a los grupos de edad, desde los 30 y 34 años aumenta de forma progresiva la prevalencia de la enfermedad (es decir, el número de pacientes con el diagnóstico). Pese a ello, la gran mayoría de los casos se encuentra en la población que tiene entre 70 y 74 años. 

Si se hace una distinción entre los dos tipos de EII, el número de pacientes es mayor en la colitis ulcerativa. Mientras la colitis está presente en 113 personas por 100.000 habitantes, la enfermedad de Crohn se evidencia en 17 personas por 100.000 habitantes. A su vez, las mujeres son  más afectadas que los hombres por estas enfermedades (57.9% y 57.7% de los casos en las dos enfermedades).

Las regiones con mayor cantidad de casos son Viejo Caldas (Caldas, Risaralda y Quindío) y Antioquia. Regiones que, por cierto, tienen un origen ancestral similar. Las regiones con menos casos son Orinoquía y Amazonía. Esto se atribuye a la densidad poblacional y al desarrollo urbano.

Image
Enfermedad inflamatoria intestinal / Foto: Cortesía

 

Causas y manifestaciones de la enfermedad

 Hasta el momento no hay una causa identificada de la Enfermedad Inflamatoria Intestinal. Se cree que es una mezcla de factores genéticos, inmunológicos y ambientales. Para los investigadores esta patología es genéticamente compleja pues no puede atribuirse a una causa unificada. La evidencia epidemiológica señala que es más frecuente en países desarrollados y de población caucásica. No obstante, una explicación de ello podría ser la dificultad de acceso a servicios de salud en los demás países.


Lea también: CTC hace llamado a cucuteños para que estudien inglés


¿Cuál es la diferencia entre ambas enfermedades? La colitis ulcerosa afecta al colon, la inflamación es superficial y el síntoma principal suele ser la diarrea. Por su parte, la enfermedad de Crohn puede afectar otras partes del tubo digestivo, la inflamación puede comprometer capas profundas de los tejidos afectados, genera problemas articulares graves y el síntoma principal suele ser el dolor abdominal.

“Aunque no hay un medicamento que libere totalmente al paciente de la enfermedad, existen tratamientos que pueden mejorar su calidad de vida y cada día se tiene más conocimiento de cómo actúa esta patología en el organismo. La EII tiene períodos de remisión y de reactivación. Pero es importante que el paciente esté siempre un paso adelante, que nunca deje su tratamiento y que consulte con su médico cualquier decisión”, dice la doctora Viviana Parra, gastroenteróloga y directora de la Fundación de Enfermedad Inflamatoria Intestinal Colombiana (Funeiico).

El manejo de la EII depende del médico tratante y del grado de la enfermedad. Principalmente existen los aminosalicilatos, los corticosteroides (esteroides) y los inmunomoduladores. En el caso de que la enfermedad sea de moderada a severa y no haya respondido adecuadamente a los tratamientos convencionales, se indican los medicamentos biológicos que suelen administrarse de forma endovenosa o subcutánea.


Lea también: Novios murieron en un accidente de tránsito en el barrio Latino


“Al ser una enfermedad crónica, el paciente queda condicionado en su día a día en algunas situaciones. Se enfrenta al cansancio, a dolores abdominales intensos, a los efectos secundarios del tratamiento, a cambios en la dieta. Esto puede abrumar bastante. Pero es importante dejar en claro que nadie está solo. Hay médicos tratantes con compasión, familias motivadas por el amor y otras redes de apoyo que pueden ser un bastón para el paciente”, recalca William Otero, gastroenterólogo.

¿Cuándo consultar al médico?

Las señales de alerta son el dolor abdominal, la presencia de sangre en las heces, diarrea constante, náuseas, pérdida de peso sin causa aparente y fiebre durante más de un día o dos sin un origen identificado.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
La opinión
La Opinión

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda