Escuchar este artículo

Alcalde de Hacarí, sin recursos para atender emergencia vial

Jueves, 22 de Septiembre de 2022
El crudo invierno afecta a todos los habitantes tanto de la zona rural como urbana de Hacarí

La ola invernal afecta las arterias viales en los municipios de la provincia de Ocaña donde los alcaldes, a estas alturas, no cuentan con los recursos para solventar esos imprevistos.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


La situación más crítica se presenta en el municipio de Hacarí donde las vías terciarias se encuentran en precarias condiciones y la secundaria que comunica con Ocaña colapsó en algunos tramos, lo que impide el normal tráfico vehicular.
 
El mandatario de esa población, Deiby Bayona Guerrero, manifestó que el rubro asignado para la infraestructura vial se acabó y únicamente cuenta con un banco de maquinaria obsoleto que no da abasto ante la magnitud del problema.
 

Lea además: Lluvias dejan estragos en las vías terciarias de Hacarí

“Contamos con un presupuesto anual de 750 millones de pesos para atender 366 kilómetros de vías terciarias y se agotó, pues de ahí se debe pagar el combustible, operarios y mantenimiento de los equipos utilizados para despejar las carreteras hacia las distintas veredas”, recalcó.

Image
En deplorables condiciones se encuentran las vías de acceso al municipio de Hacarí. Alcalde de esa población lanza un S.O.S. para solventar la emergencia vial.
Llueve a cántaros 

El crudo invierno afecta a todos los habitantes tanto de la zona rural como urbana de Hacarí, que se apresta la próxima semana a celebrar las fiestas patronales de San Cayetano y San Miguel con actividades artísticas, culturales y religiosas en el marco de los 242 años de existencia.
 
“En vilo, a la espera que amaine la lluvia ya que estamos incomunicados vía terrestre. Todo peso que se invierta para la adecuación de la arteria es perdido, ya que se lo lleva el agua durante los torrenciales aguaceros”, reiteró el mandatario.
 
Reconoce el apoyo del gobernador, Silvano Serrano, a través de la Consejería departamental de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres con el envío del combo de maquinaria, pero la segunda temporada del año ocasiona deslizamientos de tierra y pérdida de la banca. 
 
El gobierno seccional prometió una cifra cercana a los mil millones de pesos para la adecuación de los ramales que conectan con el anillo vial de la paz que une a los municipios de Hacarí-San Calixto y El Tarra.
 
Explica que a la entrada de la vereda Villanueva, el tramo se encuentra en condiciones deplorables y la inversión es perdida a raíz de las grandes precipitaciones.
 
“Cae agua mañana, tarde y noche y no hay recurso alguno que aguante, entonces pedimos un salvavidas a la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres”, agregó el alcalde.
 

Lea además: En vilo provincia de Ocaña por la ola invernal

Los puntos más afectados se encuentran entre los sitios conocidos como El Espejo, Algarrobos, Los Cedros, La Vega de San Antonio y el acceso al Hogar Juvenil campesino.
 

Image
En deplorables condiciones se encuentran las vías de acceso al municipio de Hacarí. Alcalde de esa población lanza un S.O.S. para solventar la emergencia vial.
Una odisea 

Los agricultores reportan grandes pérdidas económicas desde antes de la pandemia y hasta la fecha no han recibido un alivio por parte de las entidades crediticias.
 
El líder comunal, Miguel Ángel Ascanio López, asegura que la situación del campesino es bastante difícil ya que en el 2019 padecieron las consecuencias del paro armado y no pudieron sacar las cosechas. 
 
Luego sobrevino el confinamiento debido a los protocolos de bioseguridad para evitar el contagio del coronavirus y ahora la temporada invernal.
 
No cuentan con un seguro de cosecha y los compromisos bancarios crecen agudizando la situación. “Necesitamos una mirada hacia el campo, pues nosotros garantizamos la producción para alimentar a la gente, sin embargo, llegamos con una carga de yuca o plátano y los precios están por el suelo donde no alcanza a cubrir los costos de la siembra”, agregó.
 

Lea además: Latente se encuentra la emergencia vial en la zona del Catatumbo

El labriego del corregimiento Mesitas, Germán Leonardo Ascanio Sánchez, manifiesta que se encuentra con el barro hasta el cuello y sin la posibilidad de comercializar los productos. “A pico y pala intentamos despejar los derrumbes”, puntualizó.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda