Escuchar este artículo

Brisas de la Torcoroma representará al Catatumbo en México

Sábado, 2 de Abril de 2022
Grupo folclórico en el carnaval de Barranquilla.

La Corporación Folclórica Brisas de la Torcoroma se convertirá en la embajadora de la cultura de la zona del Catatumbo, con representaciones artísticas indígenas en territorio azteca.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

El grupo de danzas, con 22 años de trayectoria, trabaja en la restitución del tejido social a través de estas manifestaciones artísticas.

Fue la sensación durante la Gran Parada del Carnaval de Barranquilla con la muestra de las danzas indígenas ancestrales del Norte de Santander, donde se conjugan varios conceptos de los aborígenes. Fueron los ganadores del premio Joselito carnaval de oro otorgado a las mejores agrupaciones culturales el país.

La danza producto de una investigación, plasma aspectos fundamentales de la cultura tradicional acompasada con un tambor para connotar el ritmo, figuras decorativas utilizadas en los resguardos para la fabricación de collares, cabalongas, plumas de gallineta, jaboncillos, maquillajes y grabados rupestres encontrados en la región, hacen parte de la organización de la muestra folclórica.  

En ese circuito cultural se tiene prevista una gira por los Estados de Hidalgo, Pachuca, Valle de Mezquite y Morelos de México en un intercambio para promover esa cultura y los sitios turísticos, indicó el director artístico Luis Eduardo Pérez Mora.


Lea además: Personajes de la cultura cafetera promueven la pedagogía ambiental

Los bailarines mostrarán trajes elaborados a mano, flechas, arcos y macanas originales, obsequiados por la comunidad Biricaida, motilón de Barí.
 

Image
El grupo folclórico se destaca en las investigaciones culturales.

 

“Estudios basados en documentos históricos donde se explican los elementos de percusión a través de los tambores, lo que enriquece las costumbres ancestrales”, agregó.

Son 25 bailarines quienes alistan las maletas para convertirse en embajadores de la cultura del Catatumbo en tierras aztecas, fusionados con la Corporación Brisas de la Torcoroma de Ocaña, Ávaler de Ábrego, y estudiantes y egresados de la seccional de la Universidad Francisco de Paula Santander.

Ya en el mirador turístico de Cristo Rey de Ocaña se registró el primer encuentro con la delegación mexicana, quienes disfrutaron de la gastronomía y alzaron la bandera donde se consolida la alianza entre ambos países latinoamericanos.

Ahora viene el proceso de la expedición de los pasaportes y la consecución de los recursos para emprender el viaje.


Lea además: La historia de Ocaña más allá del arte

“Estamos tocando las puertas con los organismos de cultura, la industria y la Gobernación del Norte de Santander, ya que estamos representando a esta sección del país”, acotó Pérez Mora.
 

Image
El grupo de danzas resalta la cultura indígena.
 
El Catatumbo no es como lo pintan 

El bailarín Fred Santiago Ovallos, estudiante de Ingeniería Civil de la UFPS de Ocaña, expresó su alegría y dijo que es un privilegio mostrar esa herencia indígena, los rituales de los antepasados y la riqueza escondida en los resguardos de las tribus asentadas en el Catatumbo.

Con la voz entrecortada, ya que fue una víctima más de la violencia que se vive en esta zona del país, asegura que son más los aspectos positivos para proyectar la región.

“El Catatumbo no es sinónimo de guerra, es un escenario donde los conflictos se pueden superar mediante la sensibilización de los procesos culturales. Buscamos mostrar las riquezas de la región de una manera diferente a través de expresiones artísticas”, precisó.


Lea además: El hombre que salvó la columna de los esclavos de Ocaña

Asimismo, se encuentran en la ardua labor de la concesión de los recursos durante la feria del dulce en Semana Santa, para así ofrecer a los alcaldes una hora de danzas folclóricas en cada municipio, mostrar el potencial y obtener el patrocinio.
 

Image
Comienza el intercambio cultural con la cultura azteca.
 

El director artístico de ese semillero, recuerda que el 12 de octubre del año 2000 estaba sentado en un andén del complejo histórico de San Francisco sus amigos Ingrith Johana Picón, Fermín Humberto Yaruro y Luz Dary Areniz Franco observando el patrimonio y ese día, el grupo decidió organizar y hacer realidad ‘Brisas de la Torcoroma’ en honor a la patrona de Ocaña.


Lea además: Ruta ecoturística con aroma de café se toma el Catatumbo

Desde entonces un gran número de niños, jóvenes e incluso adultos, profesionales en las distintas ramas, han participado en los diferentes eventos con la firme convicción de mantener vivas las tradiciones. 

 

Image
El grupo folclórico promueve las manifestaciones artísticas.

Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda