Escuchar este artículo

Cámara de Comercio de Ocaña pide postergar días sin IVA

Miércoles, 24 de Junio de 2020
La aglomeración de personas da pie para repensar la estrategia, según el director ejecutivo del gremio.

El director ejecutivo de la Cámara de Comercio de Ocaña, Rubén Darío Álvarez Arévalo, resalta el ejercicio de la reactivación económica generada durante el día sin IVA, pero tiene algunos reparos sobre la implementación de la estrategia a nivel nacional.

Se dinamizó el comercio y hubo mayor circulante en el mercado, el fenómeno deja varias enseñanzas, pues ni el mismo gobierno calculó el impacto de esa medida entre la gente”, agrega el funcionario, quien propone postergar los otros días para agosto cuando se haya bajado la curva de la propagación en Colombia. 

Manifiesta que la aglomeración de personas en los centros comerciales da pie para repensar la estrategia para que los resultados no sean tan calamitosos. 

A pesar de los protocolos de bioseguridad, preocupa la multitud que salió para acceder a los descuentos. Si no hubiera pandemia pudiéramos decir que fue un éxito, pero según expertos estamos en el pico más alto y podría ser contraproducente. 

Así que propongo que se posterguen las dos fechas que se avecinan para mitigar riesgos, precisó.

El presidente de la Asociación de Comerciantes de Ocaña, Felipe Nery Meza Quintero, censura la manera como se llevó a cabo la actividad en esta localidad.

El mismo gobierno rompe todos los esquemas y se violan las medidas de bioseguridad para favorecer a los almacenes de cadena. La gente no entendió que el circulante del dinero no forja el desarrollo de la región, sino que se va para otras partes”, reitera.

Es enfático al manifestar que la estrategia solo busca favorecer a los grandes comerciantes y los criollos no reciben los beneficios. Agregó que la gente salió corriendo hacia los centros comerciales a la loca, utilizando el dinero plástico sin percatarse que a la hora de las transacciones ese descuento no es real y los ganadores son los banqueros.

“No creemos en esas bondades en plena pandemia, no se justifica el esfuerzo que hacemos todos para quedarnos en casa y evitar el contagio y en un solo día se echa al traste. El gobierno trata de favorecer a los grandes inversionistas que utilizan mañas para incrementar los precios, entonces esos descuentos son falsos”, señaló.

Ciudadanos ocañeros ven con sorpresa y preocupación la manera desaforada como la gente salió a las calles sin importar las mínimas medidas de bioseguridad.

Meza Quinterio, dijo que la intención es muy buena para la reactivación del comercio, ¿pero a qué costo para la salud? Es como cuando uno pica cebolla y sabe que se puede cortar, entonces toma las precauciones. Falta mayor compromiso entre la gente y la desobediencia fue total.

Image
La opinión
La Opinión