Escuchar este artículo

Cebolla peruana es vendida como ocañera

Miércoles, 23 de Marzo de 2022
Urge la denominación de origen.

En plena cosecha del mes de marzo, los cultivadores de cebolla de la provincia de Ocaña observan con impotencia la manera como el producto peruano inunda los mercados debido a los tratados de libre comercio.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

 

Los campesinos reportan grandes pérdidas económicas y reclaman al gobierno nacional salvaguardar el bulbo con una política proteccionista para resarcir las pérdidas.

El presidente de la Asociación de Productores de la vereda Mesa Llana de San Calixto, Said Sánchez Rodríguez, manifestó que la alternativa es la denominación de origen con una marca registrada y así evitar la competencia. “El descalabro económico es bastante grande pues el precio de la carga oscila entre los 150 a 170 mil pesos y prácticamente estamos trabajando a pérdidas”, recalcó.

Señaló que las tractomulas cargadas con el producto atraviesan casi todo el territorio nacional, llegan a la región donde se empaca y distribuye en los mercados del Caribe como Sincelejo, Barranquilla, Cartagena y Santa Marta como si fuera ocañera.
 
Las amas de casa a la hora de preparar los alimentos no se detienen a verificar si esa información es cierta y proceden a comprarlo, factor que sería diferente a la hora de gozar con una marca registrada, agrega el campesino.

“En reiteradas ocasiones se ha solicitado al ministerio de Agricultura, implementar una salvaguarda durante la cosecha para evitar la competencia, pero nunca la Policía Fiscal Aduanera decomisa el producto”, agregó.


Lea además: Lanzan salvavidas a cultivadores de cebolla de Ocaña

Además, los cultivadores incas reciben subsidios lo que abarata los costos y es difícil competir con esos precios.

 

Image
Los cultivadores insisten en la recuperación de la genética de la cebolla roja cabezona.
 
En busca de una marca registrada 

Los integrantes de la Asociación de Productores de Mesa Llana, Apromesallana, trabajan en la implementación de un plan piloto para proteger la semilla de la cebolla ocañera. “Tener una marca con un logotipo es fundamental ya que se cuenta con un valor agregado y nadie nos puede imitar. 

Nuestro producto insignia estará presente en todos los platos de los distintos hogares colombianos e incluso del mundo”, agrega Said Sánchez.


Lea además: Personajes de la cultura cafetera promueven la pedagogía ambiental

Indica que en la provincia de Ocaña existen más de seis mil familias dedicadas a ese cultivo con una trayectoria de más de cien años y todas las entidades deben hacer los aportes para conservar la semilla.
 

Image
Los cebolleros reclaman controles en época de cosecha.
 
La ruta de Agrosavia

La iniciativa ha hecho eco en el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural para mejorar la semilla donde expertos en la materia adelantan el trabajo de campo para recolectar información y llevarla a los laboratorios.
 
La Corporación colombiana de Investigación Agropecuaria, Agrosavia, con el acompañamiento de la Asociación de municipios socializa el proyecto donde se busca la ‘Elaboración de un modelo de producción sostenible de cebolla de bulbo para la provincia de Ocaña en el departamento de Norte de Santander’ que beneficiará a 540 pequeños productores asociados en los entes territoriales de Ábrego, Ocaña, La Playa de Belén, Bucarasica, El Carmen, Hacarí y San Calixto.


    

Image
Más de seis mil familias viven del cultivo de cebolla.
 
El renacimiento del sector agropecuario

El director ejecutivo de la Asociación de Municipios de la Provincia de Ocaña, sur del Cesar y zona del Catatumbo, Édgar Andrés Pallares Díaz, señala que se hace el acompañamiento a los alcaldes y directores de desarrollo rural. “Se pretende una transformación en los territorios con las buenas prácticas agrícolas a través de la siembra del producto insignia y tiene posicionado en el mercado. 


Lea además: Ruta ecoturística con aroma de café se toma el Catatumbo

Los campesinos han tenido una serie de dificultades y el proyecto viene a construir una nueva dinámica en la transferencia del conocimiento, innovación en la producción y esperamos que ese mejoramiento genético redunde en rentabilidad y desarrollo económico de la región”, agregó.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/_Suscríbete_Aquí

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda