Escuchar este artículo

Cierran personería de Ocaña

Martes, 27 de Abril de 2021
La oficina de Ocaña se une y apoya las directrices emitidas por la Federación Nacional de Personeros (Fenalper) y la Asociación del Catatumbo, donde se decretó el cierre de esas dependencias en todo el país desde ayer y hasta nueva orden.

A raíz de los elevados picos de la pandemia y la carencia de políticas claras del Ministerio Público frente al fortalecimiento presupuestal, la personería de Ocaña acató las órdenes de la Federación Nacional y ahora solo atenderá el público de manera virtual.

El titular de esa dependencia, Saúl Pinzón López indicó que durante la pandemia no habían suspendido el servicio de manera presencial en aras de buscar soluciones a la población en condiciones de vulnerabilidad.

“Todos los empleados acudimos a la oficina y escuchamos las inquietudes por los medios digitales y telefónicamente. No hemos parado la misión en procura de los derechos humanos, pero por fuerza mayor no permitimos la visita de la gente. Sería irresponsable asumir esos riesgos cuando estamos en alerta roja hospitalaria. Acá se registró un caso positivo con un pasante de la Universidad Francisco de Paula Santander, seccional Ocaña”, explicó el funcionario.

La jornada para recibir las declaraciones de la población víctima de desplazamiento prevista a finales de este mes fue cancelada hasta nueva orden. También quedó por la mitad el censo adelantado por la Personería para la caracterización de los migrantes.

“La Personería vela por la defensa de los derechos fundamentales de las personas, pero ahora prima la vida y todos debemos cuidarnos. Hemos decidido no arriesgar a los empleados quienes utilizan todos los medios de comunicación para conectarse y así lograr las metas trazadas”, agregó el funcionario.

También, la decisión obedece a la muerte por COVID y difícil situación que han vivido personeros a nivel nacional. “Expresamos la solidaridad y luchamos por las condiciones dignas de los empleados del Ministerio Público quienes reclaman un mejor presupuesto para el funcionamiento”, recalcó Pinzón.

Igualmente, se requiere el refuerzo de los esquemas de seguridad debido a los temas delicados que defienden. “Yo he sido víctima de intimidaciones, sufrí un atentado terrorista en mi casa y no cuento con escoltas asignados por la Unidad Nacional de Protección. Los guardaespaldas los pago de mi bolsillo”, reiteró Pinzón.

El pronunciamiento

La oficina de Ocaña se une y apoya las directrices emitidas por la Federación Nacional de Personeros (Fenalper) y la Asociación del Catatumbo, donde se decretó el cierre de esas dependencias en todo el país desde ayer y hasta nueva orden.

“Teniendo en cuenta que Ocaña es la receptora de todos los municipios del Catatumbo continuará desarrollando sus labores de manera virtual en pro del bienestar de la ciudadanía y sus alrededores, con el único fin de velar por los derechos humanos, de todos los habitantes”, detalló Pinzón.

Asegura que no han dejado de trabajar en pandemia, arriesgando a sus funcionarios quienes se exponen al contagio y sin el apoyo suficiente de las entidades del Estado, pues con un presupuesto limitado han cumplido a cabalidad más de las mil funciones que se puedan desempeñar para propender la guarda, promoción y protección de los derechos humanos.

Además, el interés público y el control de la gestión en los municipios y es por lo que se hace necesario el cierre, de todas las personerías de Colombia, indica a través de un comunicado.

“La Personería municipal de Ocaña es la única que no ha dejado de trabajar desde abril del 2020 atendiendo a sus usuarios de manera presencial, pero teniendo en cuenta las nuevas directrices, desarrollará labores de manera virtual, en los siguientes canales de atención: personeriamunicipal@ocana-nortedesantander.gov.co o a través de los celulares 3203539620 0 3105648256”, explicó.

Image
La personería de Ocaña en estos momentos tiene un caso positivo para COVID-19. / Foto: Cortesía/ La Opinión
Image
Javier Sarabia