Escuchar este artículo

Cocaleros comparten desmonte gradual y voluntario de cultivos ilícitos

Le apostarán a proyectos agropecuarios productivos.

Una gran polémica se ha desatado a nivel nacional, ante las declaraciones de presidente de la República, Gustavo Petro, durante la Primera Cumbre Regional de Cocaleros del Catatumbo desarrollada el viernes de la semana pasada en el municipio de El Tarra, Norte de Santander.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


El jefe de Estado manifestó     que los campesinos pueden seguir sembrando la hoja de coca, mientras se implementa el programa gradual y voluntario de la sustitución de los cultivos ilícitos.
 
El primer mandatario fue enfático al afirmar que no corresponde a la legalización de la cocaína, sino que es una transición paulatina hacia los productos tradicionales.
 
“No estamos diciendo que vamos a permitir la cocaína. Es cambiar las costumbres agrícolas pues los que menos ganan en el eslabón del narcotráfico son los campesinos”, agregó.

Además, los resguardos de la comunidad Motilón Barí denuncian que están arrinconados por los cultivadores de droga.
 

Lea además: ‘Gracias, presidente, por escuchar la iniciativa de esta región'

Petro anunció incentivos especiales a los indígenas que cuiden la selva para mitigar los efectos del cambio climático e invitó a los demás países a unirse a los proyectos de la protección del medio ambiente.
 

Image
Los campesinos están dispuestos a la sustitución siempre y cuando se adopten políticas sociales. / Foto: Cortesía/ La Opinión
La propuesta aterrizada a la realidad

Petro en una ceremonia de ascensos aclaró que no ha planteado la posibilidad de legalizar la droga en Colombia, ya que muchas voces salieron a criticarlo luego de plantear esa transición en la zona del Catatumbo.
 
Los líderes sociales confían en esa propuesta encaminada a proteger a los labriegos de la persecución por cultivar la hoja de coca, hasta tanto los nuevos sembradíos sean igual de rentables. 
 
En el encuentro regional fue claro al permitir a los campesinos continuar con los cultivos de la hoja de coca, mientras trabajan en cosechas sustitutas. Sin embargo, ha suscitado una gran polémica en los distintos círculos políticos de la Nación.

El ministro de Justicia, Néstor Osuna aseguró que es una buena medida para el campesinado y que son los gobiernos anteriores que no quieren dichos cambios, precisando que los Estados Unidos apoyan esta nueva política antidrogas.
 

Lea además: En el Catatumbo se haría la primera cumbre de cocaleros, dice Petro

“Esos políticos que gobernaron el país durante tantos años, dejaron semejante desastre porque la política que adelantaron durante muchos años fue completamente fallida, ahora están abogando para que se continúe con lo mismo. Tenemos que cambiar porque no está dando resultados. No se legalizará la cocaína”, es la misma frase que utilizó el presidente cuando reafirmó esta nueva iniciativa para el campesinado.
 

Image
Los campesinos están dispuestos a la sustitución siempre y cuando se adopten políticas sociales. / Foto: Cortesía/ La Opinión
La única tabla de salvación

El director de la Asociación Campesina del Catatumbo (Ascamcat), Juan Carlos Quintero, a propósito de los anuncios del presidente Gustavo Petro, señaló que es la única tabla de salvación para esta zona del país.

Durante la cumbre se avaló la propuesta para hacer una transición entre los cultivos ilícitos y los tradicionales con el fin de reactivar la economía agropecuaria que se encuentra de capa caída en los últimos años.
 
Manifiesta que, por primera vez en la historia reciente del Catatumbo, llega un presidente que no amenaza y hostiga. 

Lea además: Gustavo Petro aprobó recursos para la Universidad del Catatumbo

“Lo ocurrido en el municipio de El Tarra fue un hecho histórico que recoge como primera medida un consenso regional sobre lo que sería la política de sustitución voluntaria de cultivos de coca en la zona.  En esta ocasión hizo anuncios no de grandes batallones para reprimir al campesinado, sino apostarle a la educación como elemento transformador con la Universidad del Catatumbo, no más flotilla de fumigadores sino pavimentar la vía de Tibú para conectar con el Magdalena y por fin tener una carretera digna y no la vulgar trocha de la actualidad y lo tercero recoger las inquietudes en el marco de una nueva política de sustitución”, recalcó Quintero.
 

Image
Los campesinos están dispuestos a la sustitución siempre y cuando se adopten políticas sociales. / Foto: Cortesía/ La Opinión
Crisis alimentaria en el Catatumbo 

Durante el encuentro cocalero se descarna la cruda realidad en materia de seguridad alimentaria en la zona del Catatumbo.

“Hace un año, hay una crisis en el Catatumbo, pues no hay comercialización de la pasta base de coca. Consideramos ese el escenario propicio, para que una política de sustitución voluntaria y social prospere. El gran reto es que el Estado llegue primero”, dijo Maldonado. 

Manifiesta que el hambre puede azotar a una región con tantas riquezas, ya que los cultivos ilícitos desplazaron a los tradicionales. “No hay quien la compre, no hay comercialización, no hay flujo de dinero, las causas, no las sabemos, hay una situación de crisis alimentaria en el territorio. Es la oportunidad propicia para legitimar un proceso de sustitución voluntaria y que se adopte una política. El reto está en si el estado tiene la capacidad de llegar más rápido y estabilizar la economía para la recomposición o estabilización”, recalcó.
 
Reitera que la crisis económica es bastante aguda, crónica y hoy es la única oportunidad para impulsar la política de sustitución de cultivos.

“No hay una razón de fondo sobre el por qué está ocurriendo ese fenómeno, sin antecedentes recientes. Todo el proceso está paralizado en el departamento. Sin bienes, servicios y derechos como las vías de acceso es imposible sustituir una economía trasnacional como la Coca. El cambio debe ir más allá de sustituir cacao por coca, debe haber infraestructura, derechos como la salud y la educación, solamente de manera progresiva aplicando esos derechos, con las comunidades podríamos desplazar esa economía regional”. 

Lea además: Campesinos se oponen a la erradicación de cultivos ilícitos

Insiste que las condiciones están dadas realmente para desarrollos alternativos, con la adecuación de las arterias viales para la comercialización de los productos tradicionales.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
Los campesinos están dispuestos a la sustitución siempre y cuando se adopten políticas sociales. / Foto: Cortesía/ La Opinión
Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia
Martes, 20 de Diciembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión