Escuchar este artículo

Cocinas para 239 familias del corregimiento Otaré, en Ocaña

Martes, 30 de Enero de 2018
El proyecto busca regular el humo en el campo y generar un impacto positivo en el ambiente.

La oficina de Desarrollo Rural de Ocaña en alianza con la Corporación Autónoma Regional de la Frontera Nororiental (Corponor), adelanta la construcción de cocinas reguladoras de humo en corregimientos y veredas del municipio.

El proyecto que fue socializado por funcionarios de la Secretaría de Infraestructura, tiene un impacto positivo en el ambiente y en la salud de las personas, pues contribuye a minimizar los problemas respiratorios ocasionados por el constante humo.

De acuerdo con el titular de ese despacho, Jorge Armando Navarro Rueda, en esta nueva fase se están construyendo 239 cocinas reguladoras de humo que beneficiarán a igual número de familias en el corregimiento Otaré.

De acuerdo con Cenobia Durán, habitante de la vereda Pueblo Viejo, por décadas habían gestionado ayudas para mejorar las cocinas y ahora podrán mejorar la calidad de vida. 

El director de Desarrollo Rural, José Luis Amaya Pérez, dijo que en total son 23 veredas de Otaré, Quebrada de la Esperanza y Agua de la Virgen las que se beneficiarán. Luego, el proyecto se extenderá a los 18 corregimientos del municipio.

La iniciativa se gestó a finales de 1017, cuando el secretario de Gobierno de Ocaña y para la época alcalde (e), Juan Pablo Bacca, recibió un cheque simbólico de parte de Corponor y el Ministerio de Ambiente por $260 millones, para la construcción de las cocinas.

El equipo contratado por Corponor estuvo en Ocaña y adelantó la caracterización individual de las familias. Ahora, las familias deben plantar 222 árboles de matarratón, que servirán como combustible para las cocinas y de esa forma se evitará la deforestación de especies nativas.

Una vez se cumpla con esa meta, se construirán las cocinas y se dictará una capacitación sobre el uso eficiente.

Image
La opinión
La Opinión