Escuchar este artículo

Crecientes de ríos afectan estructura de un puente en Ocaña

Sábado, 11 de Junio de 2022
El río siempre busca recuperar su cauce y de ahí vienen los problemas para la gente que no acata las medidas.

 

El aumento del caudal de los ríos Tejo y Chiquito debido a los torrenciales aguaceros, socava la estructura del puente del barrio Las Llanadas en el municipio de Ocaña.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Por la falta de planeación muchas personas invaden la ronda de las cuencas hidrográficas en la ciudad, lo que ocasiona el desbordamiento de las aguas afectando las edificaciones ubicadas en la ribera.

Los propietarios de la estación de servicios adelantan el dragado del afluente y proyectan la construcción de un muro para mitigar los riesgos.

Expertos en la materia recomiendan revisar las condiciones de todos los puentes para no quedar incomunicados con los diferentes sectores de la localidad.

Si no se hacen las barreras de contención, la estructura que une la avenida Francisco Fernández de Contreras con el centro de la ciudad puede colapsar, indica el asesor Elio Fernando Carrascal Camacho, quien coordina los trabajos de prevención.


Lea además: Recursos para cruces especiales del alcantarillado en Ocaña, a punto de perderse

Según los cálculos y estudios preliminares, se requieren 150 millones de pesos para levantar el muro con micropilotes en concreto de una longitud de 34 metros por 7 de alto, precisa el abogado consultor. 
 

Image
Varias entidades coordinan el dragado del río en el sector de Las Llanadas./ Foto:Javier Sarabia/La Opinión
 
Prevenir antes que lamentar 

Los integrantes del Consejo Municipal de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres analizaron la situación y advirtieron el inminente peligro por el talud de tierra que repercute en las lozas de la estación de gasolina, la aleta inferior del puente, tuberías de la Empresa de Servicios Públicos, ESPO S.A. y los postes de las redes de conducción de energía eléctrica utilizadas para la iluminación de la avenida.

“Es un trabajo conjunto donde las entidades se comprometen a la reubicación de las líneas, el dragado del río, el replanteo en las tuberías del agua potable y la construcción del muro para evitar un deterioro mayor”, indicó el socorrista Gustavo Adolfo Paba Navarro.

Se convierte en un sistema de inversión público privado para remediar el problema que se registra en ese lugar donde se unen los ríos Tejo y Chiquito.“Cada uno aporta su granito de arena, tanto el municipio, las entidades y el propietario de la estación”, agregó el funcionario.


Lea además: Asegurados 640 millones para muro en Altos del Norte

El puente es de carácter municipal e Invías no tiene injerencia en ese asunto, aunque ahí se tiene proyectada la realización de una glorieta para descongestionar el tráfico vehicular.
 

Image
Varias entidades coordinan el dragado del río en el sector de Las Llanadas./ Foto:Javier Sarabia/La Opinión
 
No respetan la ronda de los ríos 

El problema viene de tiempo atrás, donde muchos destechados en condiciones de vulnerabilidad, sin advertir el peligro, procedieron a construir viviendas en los lechos de los ríos.

El ingeniero Napoleón Gutiérrez de Piñeres manifestó que por norma técnica se restringieron las construcciones hasta 30 metros del cauce. “Se angosta la cuenca, se suben las cotas de inundación y aumenta el riesgo”, agregó.

Es enfático al afirmar que el río siempre busca recuperar su cauce y de ahí vienen los problemas para la gente que no acata las medidas.

“El nuevo Plan de Ordenamiento Territorial debe establecer las zonas urbanizables y la cantidad de personas a reubicar. Recuerden las inundaciones ocurridas en el sector del Caracolí en 1985, en esa época se reubicaron las personas y ahora está poblado, ya que no existe mano dura para la protección de esas zonas”, reiteró.

El profesional instó a los funcionarios de Planeación a revisar esas licencias de construcción donde se invade la ronda de los ríos y si llegado el caso es necesario demoler, ordenar el procedimiento para evitar siniestros.


Lea además: En vilo provincia de Ocaña por la ola invernal

En esta ocasión se está afectando el estribo izquierdo del puente de las Llanadas y se requiere una fuerte inversión, pero también las vibraciones por el paso de los vehículos pesados, causan daños en las estructuras que se deben reforzar, puntualizó Gutiérrez de Piñeres.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Patrocinado por La OpiTienda