Escuchar este artículo

Emergencia vial en la zona del Catatumbo

Miércoles, 27 de Abril de 2022
Alcaldes dicen que no hay plata para imprevistos.

Los mandatarios locales dicen que no cuentan con recursos necesarios para el mantenimiento de la malla vial, por lo que solicitaron la ayuda de la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo y Atención de Desastres.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Tras las lluvias de las últimas semanas, se ha dejado ver que en precarias condiciones se encuentran las arterias terciarias de los municipios de Ocaña, Teorama, Convención, San Calixto, Hacarí, El Carmen, La Playa de Belén y El Tarra.

Algunos alcaldes de esta subregión nortesantandereana cuentan con banco de maquinaria, pero se quedan cortos ante la magnitud del problema y requieren el apoyo del gobierno departamental.

Ante los efectos de la ola invernal, los organismos de socorro adscritos a las Oficinas de Gestión del Riesgo activaron los planes de contingencia y adoptaron estrategias de prevención con el fin de mitigar emergencias.

Teniendo en cuenta los pronósticos del Ideam, el gobernador Silvano Serrano Guerrero declaró la calamidad pública en Norte de Santander.

Ese mecanismo servirá para que los alcaldes puedan hacer traslados presupuestales y conjurar la crisis presentada por las fuertes precipitaciones que hasta el momento ha cobrado la vida de tres personas.

Los mandatarios actualmente coordinan con los presidentes de las Juntas de Acción Comunal los planes de contingencia para evitar tragedias ante las crecientes súbitas de los caudales de los ríos, agrietamiento de las paredes, deslizamientos de tierra, taponamiento de desagües y avalanchas.


Lea además: Por lluvias, cierran iglesia de El Carmen


Los funcionarios de las administraciones municipales hacen el monitoreo constante y las inspecciones en la fase de mitigación con el fin de reducir los riesgos.
 

Image
Una emergencia vial se registra en los municipios de la provincia de Ocaña y zona del Catatumbo ante los estragos dejados por la temporada invernal. Las vías terciarias se encuentran deterioradas y los alcaldes buscan recursos para habilitar los ejes viales y facilitar la comercialización de los productos agrícolas.
 
El clamor de los alcaldes

El alcalde de Hacarí, Deiby Bayona Guerrero, manifestó que los recursos no alcanzan y prácticamente hace milagros para rendir la plata.
 
“Es una situación compleja y hemos tocado las puertas de Gestión del Riesgo a nivel nacional y departamental para pedir apoyo con horas máquinas y habilitar esas vías, ya que los campesinos tienen dificultades. Estamos preocupados porque la ola invernal avanza”, reiteró.
 
Precisa que debe atender 380 kilómetros de vías terciarias en la localidad de los 7 corregimientos y componen de 9 a 10 veredas, lo que registra 72 Juntas de Acción Comunal para un presupuesto que no supera los 700 millones de pesos.
 
“El invierno no me ha ayudado en nada, medio escampa se invierte una plata y los primeros aguaceros las deja igual. Mire como vamos este año”, agregó.

Los tramos más críticos se registran en el eje vial El Tarra-Teorama-Convención donde los transportadores deben tomar vías alternas para sacar los productos agrícolas a la plaza de mercado.
 
El Catatumbo se ha convertido en despensa agrícola y los labriegos viven una verdadera odisea a la hora del intercambio comercial de los cultivos y víveres.
 
Desde el año pasado está prohibido el paso de vehículos de carga pesada por el tramo que comunica con los corregimientos de San Pablo, El Aserrío y La Cecilia, de Teorama, debido a la falla geológica registrada en Convención.

“Debemos atender más de 500 kilómetros y el presupuesto anual es de 300 millones de pesos, cuando terminamos de arreglar algunos tramos, ya los intervenidos inicialmente están afectados”, manifiesta el alcalde de esa población Dimar Barbosa Riobó.

El alcalde de El Carmen, Wilfredo Gélvez Prado, indicó que los moradores de la zona rural sufren con gran rigor los efectos de la temporada invernal.


Lea además: Ponen freno a la remoción de tierra en Ocaña


 

“El pasado fin de semana estuvimos a punto de perder el operario de una máquina ya que el terreno cedió en el sitio denominado como el Torno del Alto de las Cruces en la vereda de Santo Domingo”, agregó.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

 

 

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia

Exclusivo para nuestros suscriptores

Patrocinado por:
Empresas
Patrocinado por La OpiTienda