Escuchar este artículo

En Ocaña recogen la basura tecnológica

Recolección de los residuos posconsumo.

En muchas ocasiones, por aquella cuestión de mantener intactos los recuerdos, el ser humano conserva en los hogares una serie de aparatos electrónicos en desuso, sin medir las consecuencias para el medio ambiente.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Marlon Andrés Meneses Pérez, conjuntamente con Patricia Herrera Ruiz, líder del gobierno digital, dictan charlas y organizan talleres para demostrar los efectos nocivos para la salud la acumulación de esa basura electrónica. En el 2020 se recolectaron 5 toneladas con ese ejercicio encaminado a cuidar los recursos naturales.

La población objetivo son los niños y adolescentes con mensajes certeros de educación en el manejo de residuos post consumo.


Lea además: Cebolla ocañera se imponte ante la peruana


“La invitación es que conozcamos esos residuos en obsolescencia, logremos el punto de equilibrio y dimensionar el daño al planeta con esa basura electrónica. Se hace el aprovechamiento con un gestor integral y computadores para educar convenio con el fin de generar un desarrollo sostenible”, agregó.
 

Image
La secretaría departamental de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones adelanta una campaña para recolectar la basura electrónica en la provincia de Ocaña.
 
Salvar los ecosistemas 

Los residuos tienen como destino una planta para la transformación en piezas fundamentales para mover la famosa economía, repotencian computadores, hacen alianzas con las escuelas públicas y el resto lo aprovechan para hacer otros insumos.

Lo que queda se van a unas rejillas enterrados en el destino final. El contenedor de cierra el ciclo se hace con aquellos envases de insecticidas, bastante peligrosos, no tiene aprovechamiento, se llevan a unos hornos especiales de incineración.

Con el firme propósito de garantizar un ambiente sano a las futuras generaciones, la Gobernación de Norte de Santander a través de la secretaría de las TIC, implementa la política pública del correcto manejo y disposición final de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos (RAEE) en los municipios de la provincia de Ocaña.

La iniciativa formulada mediante ordenanza 025 de diciembre 12 de 2019, tiene como meta estratégica la recolección de los equipos en desuso con el fin de evitar efectos nocivos para la salud de los seres vivos como se establece en el Plan de Desarrollo Departamental 2020 – 2023.

Funcionarios de la secretaría de Tecnologías de la Información y Comunicaciones aunando esfuerzos con Medio Ambiente, Recursos Naturales, Sostenibilidad y el aliado estratégico Grupo Retorna, lleva a cabo la jornada interinstitucional de capacitación, recolección y entrega de residuos posconsumo en los municipios de Ocaña, Ábrego y La Playa de Belén con el apoyo de las alcaldías municipales y la Unidad Técnica Ambiental (UTA).


Lea además: ICA certifica al vivero El Edén en Ocaña


“Un resultado final bastante positivo, pues logramos vincular a la comunidad en general, instituciones educativas, gobierno y sociedad civil con la recolección de 2.000 kilos de residuos posconsumo, entre pilas usadas, equipos electrónicos dañados, obsoletos y con deterioro total, periféricos e impresoras entre otros”, indica el titular de esa dependencia, Marlon Andrés Meneses Pérez.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: http://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion

Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia
Miércoles, 16 de Noviembre de 2022

EXCLUSIVO PARA
NUESTROS SUSCRIPTORES

Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del dia Foros La Opinión