La Opinión
Suscríbete
Elecciones 2023 Elecciones 2023 mobile

Expira el contrato del transporte escolar en Ocaña

Padres de familia anuncian tutelas.

En la recta final del calendario académico se encuentra latente el problema del transporte escolar en Ocaña donde el contrato expira mañana en medio de las preocupaciones de los directivos docentes de las instituciones educativas.


Si quieres tener acceso ilimitado a toda la información de La Opinión, apóyanos haciendo clic aquí: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


Mientras el mandatario local, Samir Casadiego, manifestó que no dejará desamparado a los niños, el gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano Guerrero, indicó que esa responsabilidad corre por cuenta de los alcaldes y no hay un solo peso para respaldar esa iniciativa.
 
Desde ya los padres de familia anuncian acciones de tutela para garantizar el servicio a 900 niños de la zona rural. Los rectores temen la deserción escolar y un bajonazo en el proceso de matrículas para el próximo año, ocasionando problemas para cumplir con el promedio de estudiantes en las aulas de clases.


Lea además: En Ocaña, presupuesto del transporte escolar solo alcanza hasta junio

La difícil situación económica de los agricultores impide financiar ese servicio y los jóvenes prefieren quedarse en las parcelas cultivando los productos de pancoger que vivir esa pesadilla de trasladarse desde las distantes zonas hacia los centros poblados.

Nuevamente se revive la pesadilla del servicio del transporte escolar, pues los recursos se agotaron.
La tarea pendiente

El concejal del municipio de Ocaña, abogado Cristian Jiménez Arévalo, manifiesta que desde el mes de mayo el ex secretario de Educación, Raúl Rolando Castro Ojeda, advirtió que los recursos alcanzaban hasta el mes de septiembre y se debía hacer la gestión.
 
Califica como negligencia por parte del alcalde al no adoptar mecanismos para evitar traumatismos en el calendario escolar del presente año.
 
l mandatario local, Samir Casadiego, se defiende y analiza algunas estrategias para garantizar ese derecho a los niños de la región. Una acción de tutela se convierte en una alternativa para que el gobierno departamental acceda a la petición de los padres de familia, agregó.

El gobernador de Norte de Santander, Silvano Serrano, responde que la administración municipal se debe apropiar de esa problemática para garantizar el servicio a los estudiantes de las zonas más alejadas.
 
“El año anterior hicimos un esfuerzo económico y logramos asignar unos recursos adicionales al municipio para terminal el año sin contratiempos, infortunadamente en esta ocasión ya finalizando vigencia, es imposible”, recalcó.


 Lea además: Transporte escolar en Ocaña se queda sin presupuesto

En reciente visita a Ocaña recordó a los rectores la imperiosa responsabilidad que la alcaldía asuma esta tarea para garantizar el transporte escolar de los niños, niñas y adolescentes porque no existen los recursos para cubrir esa necesidad. 
 

Nuevamente se revive la pesadilla del servicio del transporte escolar, pues los recursos se agotaron.
S.O.S. de los padres de familia

La difícil situación económica de los campesinos de la región impide el desembolso de recursos para facilitar el acceso de sus hijos a la básica secundaria. 
 
“No contamos con un seguro de cosecha y los factores climáticos inciden en los precios de los productos agrícolas, entonces no tenemos cómo pagar el transporte”, manifiesta Miguel Ascanio del Cerro de las Flores.
 
El rector de la Unidad Educativa del corregimiento de Aguas Claras, especialista Fernando Alberto Clavijo Vega, solicita al gobernador dar una manita a los niños campesinos en su mayoría desplazados de la violencia vivida en la zona del Catatumbo.
 
“Los padres no tienen la posibilidad de hacer un aporte, ya que muchos prácticamente están aguantando hambre con la crisis alimentaria”, agrega.
 
En esa institución se ven perjudicados 220 niños y adolescentes de las veredas Cerro de las Flores, Alto de la Trinidad, Llano Verde, Quebrada de la Esperanza, La Floresta, Las Chircas y Santa Lucía.
 
“El año escolar está en alto riesgo debido a la deserción e igualmente las matrículas para la nueva vigencia. Igual, situación la viven estudiantes del corregimiento de La Ermita, Otaré, Pueblo Nuevo, Buenavista y Bermejal”, recalca.


Lea además: No hay recursos para el transporte escolar en Ocaña 

Están penando por 250 millones de pesos que falta para cubrir los costos durante el presente año. “Esperamos una pronta solución y Dios quiera que esa pesadilla se acabe transfiriendo los recursos directamente a las instituciones para rendirlos, ya que están exentos de los descuentos de ley durante la contratación”, agregó.


Gracias por valorar La Opinión Digital. Suscríbete y disfruta de todos los contenidos y beneficios en: https://bit.ly/SuscripcionesLaOpinion


 

Nuevamente se revive la pesadilla del servicio del transporte escolar, pues los recursos se agotaron.
Image
Javier Sarabia Ascanio
Javier Sarabia
Jueves, 21 de Septiembre de 2023
Premium-home
Patrocinado por:
Logo Empresas
Temas del Día