Escuchar este artículo

Extreman medidas de bioseguridad en Ocaña

Miércoles, 28 de Abril de 2021
La administración municipal está a la espera de la autorización por parte del Ministerio del Interior para adoptar nuevas medidas que permitan mitigar la propagación del virus.

El incremento inusitado de las cifras de contagio de los últimos días obligó a las autoridades a extremar las medidas sanitarias para contener la pandemia por la COVID-19, en el municipio de Ocaña.

El objetivo fundamental es evitar al máximo el colapso de la red pública hospitalaria ante la ocupación de las camas en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). 

Los integrantes del Puesto de Mando Unificado (PMU) hicieron un llamado a la comunidad para que acate los lineamientos y así prevenir la propagación del virus.

Hasta un millón de pesos deberán pagar las personas sorprendidas sin tapabocas deambulando por las principales calles de Ocaña, según indicó el secretario de Gobierno, Yuri Alfonso Carrascal Gómez.

El Escuadrón móvil anti-COVID recorre los lugares de mayor concurrencia, para orientar a la gente sobre el uso del tapabocas y no sufrir las consecuencias ante los severos controles impuestos a partir de la fecha.

El funcionario manifestó que la situación es bastante crítica, dado que el hospital está en alerta roja, lo que quiere decir que deben suspender todos los servicios para poder atender la demanda que les  están generando los pacientes  con coronavirus. 

“Superamos el 90% en la Unidad de Cuidados Intensivos. El problema es que si no controlamos esa situación vamos a vivir una tragedia, porque llegará el momento en que no vamos a tener la capacidad para atender a los pacientes, sobre todo cuando necesiten el apoyo respiratorio. Si la ciudadanía se comportara de la manera correcta no tendríamos que echar mano de las medidas drásticas, porque tenemos un problema de inseguridad y además debemos controlar borrachos y para ello utilizar nuestras fuerzas de Policía y soldados para neutralizar el comportamiento ciudadano”, dijo el secretario.

Carrascal fue categórico al afirmar que las personas que no porten el tapabocas van a recibir una multa hasta de casi un millón de pesos. 

“Después no se quejen y expresen que estamos siendo autoritarios. La única manera de frenar el crecimiento exponencial es pedir encarecidamente la colaboración ciudadana. Si sorprendemos a una persona en un establecimiento de comercio sin el ‘pico y cédula’ de acuerdo con pares e impares de los días, también va a recibir la multa, así que la ciudadanía a comportarse bien porque es un tema de vida o muerte”, agregó el funcionario. 

Aura Estela Padilla, secretaria de Salud de Ocaña, instó a toda la ciudadanía a seguir las recomendaciones para evitar tragedias.

 “El uso frecuente del tapabocas, el distanciamiento social, la asepsia y prevenir las aglomeraciones. La mejor herramienta es la prevención”, mencionó Padilla. 

A raíz del número de menores afectados con la pandemia, se ordenó hasta nueva fecha el cierre de todos los escenarios deportivos en esta localidad.

Recomiendan a los directores de las escuelas deportivas trazar  planes encaminados a romper las cadenas de transmisión de la enfermedad.

De lunes a jueves, el toque de queda y la ley seca rigen desde la medianoche hasta las cinco de la mañana. Los fines de semana, desde las diez de la noche hasta las cinco de la mañana.

 

Image
Javier Sarabia