Escuchar este artículo

Hospital de Ocaña empieza a purificar sus aguas residuales

Lunes, 17 de Abril de 2017
Con una inversión de $435 millones se puso en marcha la planta de tratamiento.

El hospital regional Emiro Quintero Cañizares de Ocaña puso en marcha un proyecto para mejorar la gestión ambiental, entre ellas una planta de tratamiento de aguas residuales.

De acuerdo con el gerente, Jairo Pinzón López, en esa obra se invirtieron 435 millones de pesos, y así se garantizará el funcionamiento de la planta por 30 años. El principal beneficio es evitar la descarga directa de aguas contaminadas al río Tejo.

“La planta tiene un sistema de energía solar que la abastece durante el día. Trata tres litros por segundo y nos permite hacer un vertimiento de agua 10 por ciento contaminada. Anteriormente era del ciento por ciento”, dijo José Alexander Lázaro Carvajalino, coordinador del Departamento de Gestión Ambiental.

A la par de ese proyecto, se tiene la iniciativa para habilitar 15 plantas de tratamiento de agua potable por ósmosis inversa, las cuales también se llevarán a puestos de salud, buscando que el agua que consumen pacientes y personal médico sea de excelente calidad.

Image
La opinión
La Opinión