Escuchar este artículo

Inauguran centro de atención para las víctimas del conflicto en Ocaña

Lunes, 4 de Enero de 2016
La inversión fue de $1.282 millones, de los cuáles $1.076 fueron aportados por el Gobierno Nacional. 

Más de 20.000 víctimas de la guerra registradas en la provincia de Ocaña se beneficiarán con el Centro Regional de Atención Integral (Craiv), inaugurado por la Alcaldía. 

La inversión fue de $1.282 millones, de los cuáles $1.076 fueron aportados por el Gobierno Nacional a través de la Unidad de Víctimas y $206 millones por el municipio. 

“Me siento satisfecha de haber hecho parte de este proceso como supervisora del convenio. Ahora se tiene un espacio propicio para brindar una atención digna a las víctimas del Catatumbo”, dijo Carmen Eugenia Echavez, directora de la Unidad de Víctimas en Norte de Santander. 

No obstante, los afectados vienen de muchas partes del país, como el sur del Cesar, Bolívar, Cauca, Antioquia y la costa colombiana. 

El objeto del Craiv es presentar la oferta institucional que permita la asistencia y reparación integral de las personas afectadas por el conflicto, para empezar a resolver la vulneración de sus derechos. 

En la nueva sede harán presencia entidades públicas como el Bienestar Familiar, la Unidad de Restitución de Tierras, la Fiscalía, el Departamento para la Prosperidad Social (DPS), representantes de las coordinaciones municipales de Desarrollo Rural, de Educación y el Sena, entre otras. 

La meta de esta última entidad para este 2016, según su coordinadora académica en Ocaña, Samira Paredes, es aumentar la cobertura que se logró el año anterior: en Ábrego 364 personas, en Convención a 398, en Ocaña 11.463 y Teorama 73, para un total de 12.298 alumnos en formación titulada y complementaria. 

“En el Centro de Atención habrá una sicóloga que será una guía ocupacional que identificará en que área podemos formar a las víctimas y se encargará de orientarlas de acuerdo a su perfil laboral para que se capaciten en la institución”, explicó Paredes. 

Al tiempo la funcionaria agregó que “hemos enseñado en diversos campos como artesanías, marroquinería, belleza, administración, electricidad, sistemas, confecciones, agroindustrial y piscicultura”. 

Sin embargo, la meta del Sena va más allá de formar a las personas y quieren brindarles la posibilidad de que entren al mercado laboral en empresas de Ocaña o generen unidades productivas. 

El Craiv está totalmente equipado, tiene ascensor, amplios espacios administrativos, cubículos, biblioteca, ludoteca, baterías sanitarias, sala de espera y un auditorio.

*La Opinión