Escuchar este artículo

La cruel realidad de los desplazados en Ocaña

Jueves, 6 de Septiembre de 2018
Faltan recursos para atender a las víctimas del conflicto.  

Ante la desalentadora realidad que viven los desplazados del Catatumbo que llegan a Ocaña en busca de ayudas, se encuentran con la falta de presupuesto municipal para las víctimas del conflicto armado.

Aunque la Unidad para la Atención y Reparación Integral de Víctimas en Norte de Santander ha entregado 6 mil millones de pesos en apoyo subsidiario y de emergencia para las víctimas del Catatumbo, Ocaña se agudiza como centro de recepción para los desplazados, debido a que se agotaron los 70 millones de pesos presupuestados para las ayudas humanitarias. 

“El déficit es de carácter local ya que los recursos presupuestados por un monto de 70 millones de pesos se agotaron y existen dificultades para entregar los mercados en la atención inmediata para cumplir el componente de la alimentación”, reiteró Jessica Ibáñez, enlace municipal de víctimas.

El enlace municipal reconoce las ayudas entregadas por la Unidad a los núcleos familiares y especialmente durante el desplazamiento masivo registrado en el abril del presente año que aumentó a 34.817 desplazados ubicados en Ocaña. 

“En ese momento se instaló el Puesto de Mando Unificado para hacer seguimiento a la crisis humanitaria, se destinaron los recursos encaminados a mitigar la situación y se garantizó el apoyo de las familias”, agregó Ibáñez.

El enlace municipal de víctimas mitiga la situación con el cumplimiento de protocolos y procedimientos para acceder a las ayudas humanitarias destinadas por la Unidad de Víctimas.

Lea también Sin ayudas para desplazados

“En Ocaña y zona del Catatumbo el conflicto está desbordado y los alcaldes no tiene presupuesto para las víctimas”, dijo Ibáñez. 

Sólo 21 de los 40 municipios están avalados por la Unidad de Víctimas para solicitar los recursos humanitarios.

Image
La opinión
La Opinión