La pandemia obliga a postergar los retiros espirituales

Martes, 12 de Enero de 2021
“No existen condiciones para el encuentro", Jairo López, presbítero de la catedral de Santa Ana.

Los acostumbrados retiros espirituales programados por la iglesia católica en el mes de enero de cada año, para renovar los votos sacerdotales y asumir compromisos en la misión de evangelizar, en esta ocasión no se podrán desarrollar debido a los picos altos del coronavirus.

Así lo dio a conocer el administrador apostólico y obispo encargado de la Diócesis de Ocaña, monseñor Luis Gabriel Ramírez Díaz quien analizó la situación a la luz de la realidad sanitaria y tomó la decisión de suspender ese ejercicio previsto para finales de los corrientes en la ciudad de Bucaramanga.

“No existen condiciones para el encuentro, ya que somos unos 90 sacerdotes congregados en un recinto para recibir las orientaciones. Ante esa situación se ha postergado para el mes de junio a la espera de la evolución del virus”, señaló Jairo López, presbítero de la catedral de Santa Ana.  

Aseguró que en los templos de la jurisdicción eclesiástica se cumplen todos los protocolos de bioseguridad para evitar los contagios. 

 Informó que el santuario del Agua de la Virgen de Torcoroma donde se venera la imagen de la patrona de los ocañeros permanecerá cerrado hasta nueva orden.